THE NIGHT OF – SOBRE LA DUDA. Por @opicar

“The night of” mantiene al espectador en continua tensión, el ritmo de narración es inmejorable, en ningún momento decae, y nos obliga sin miramientos a realizarnos preguntas sobre un abanico muy amplio de temas”

En principio “The night of” puede parecer la clásica serie de juicios y cárceles, que son un género en sí mismas, y que normalmente gozan del beneplácito de los espectadores, pero “The night of” es mucho más que eso, es un tratado sobre la duda.

Un brutal asesinato de una mujer joven y un sospechoso al que todas las pruebas incriminan son el punto de arranque para un guión extraordinario, guión en el que tiene mucho que ver Richard Price, guionista de la afamada “The Wire”.

La serie se desarrolla en un Nueva York oscuro, recordando por momentos la estética de Scorsese, y nos presenta un amplio inventario de personajes solitarios y perdedores que se integran perfectamente en esa estética de iluminación y rodaje.

“The night of” mantiene al espectador en continua tensión, el ritmo de narración es inmejorable, en ningún momento decae, y nos obliga sin miramientos a realizarnos preguntas sobre un abanico muy amplio de temas.

La islamofobia, o cómo la burocracia de la Justicia actúa después de la barbarie son asuntos que la serie pone encima de la mesa. Pero también nos emplaza a reflexionar sobre los efectos que el sistema carcelario causa en los presos, y de cómo se ve afectada la vida de las familias de dichos presos, la pequeña historia del taxi es demoledora. La profundidad de la serie incluso nos pone ante un espejo que nos refleja la repulsión que nos puede llegar a causar la visión de los problemas físicos de los demás.

La serie es cruda, pero repleta de personajes que no están exentos de su grado de ternura, y que en algunos casos muestran una altura moral que nos demuestra que nadie es bueno o malo de forma absoluta.

John Turturro en su papel de abogado antihéroe está simplemente colosal, no puedo resistirme a llamar la atención sobre sus tiernas historias con el gato y con unos zapatos. La réplica se la da el otro protagonista principal del guión, Riz Ahmed, en su papel de acusado de asesinato, cómo interpreta la transformación del personaje a lo largo de la serie es digno de verse, en especial cómo logra ir cambiando su mirada.

En “The night of” lo menos importante es saber quién ha cometido el crimen, lo relevante son las preguntas que se hacen al espectador, preguntas que es posible que no tengan respuesta clara, lo más probable es que a ese espectador le pase lo mismo que le ocurre a todos y cada uno de los personajes, que la duda sea la protagonista de sus pensamientos.

Corren tiempos de certezas absolutas, vivimos instalados en nuestros propios dogmas, habitualmente no le dejamos sitio a la duda, es la certeza quien tiene buena fama mientras que la duda parece signo de debilidad, y nos olvidamos de que aunque la duda no nos pueda dar la verdad es la única que puede acercarnos a ella.

Haceos un favor, dudad.

Autor: carmenalvarezvela

Abrí este blog para hablar de España y conforme ha pasado el tiempo, algunos amigos mucho más cualificados que yo colaboran para expresar nuestra común preocupación por los males que nos aquejan como nación. Otros participan escribiendo sobre música, cine, literatura, historia ... Debería cambiar el nombre del blog, "No me resigno", como mínimo por "No nos resignamos", ya veremos. Mi amigo Emmanuel M. Alcocer me dijo una vez que el peor error es el error de perderlo todo por no haber hecho nada. Pues ahí estamos, intentando hacer algo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s