Diáspora vasca XI. El nacimiento de ETA. Por Eugenio Narbaiza @eugenionarbaiza

En esta undécima entrega de Diáspora Vasca que entra prácticamente en su recta final, abordamos en el día de hoy la lamentable y triste historia de una organización que a lo largo de medio siglo, ha condicionado la vida normal de la sociedad vasca y española con sus acciones, asesinatos y el planteamiento de una ideología manchada de sangre, que ha generado dolor y que se ha caracterizado por la indignidad de sus miembros, meros asesinos que de manera mafiosa, han convertido el asesinato en un negocio, sus postulados políticos en un cáncer social y sus miembros en la carroña de una sociedad que durante un tiempo, cobardemente, aceptaba su existencia como elemento de liberación de una supuesta nación, inexistente. Esta organización, es E.T.A (Euskadi Ta Askatuta), cuya traducción al castellano sería la de Euskadi y Libertad.

El nacimiento de ETA se produce en 1952, cuando un grupo de jóvenes universitarios vascos que consideraban que el nacionalismo vasco era inoperante y estaba paralizado respecto a la dictadura franquista, se reunió en Bilbao y a pesar de su posición, fueron integrados en las juventudes del PNV, concretamente en EGI, hasta que temerosos por la deriva que estos jóvenes tomaron, en 1959 fueron apartados de sus filas, provocándose una escisión en la organización juvenil nacionalista de la que salió lo que inicialmente era una organización política juvenil y posteriormente, la banda terrorista ETA.

Si a lo largo de sus primeros años ETA fue una organización juvenil política con actitudes radicales, en su tercera asamblea, que tuvo lugar en 1964, aprobó la lucha armada como método de resistencia a la dictadura franquista para dar por bueno un año después a la creación de una cúpula militar exclusiva en la organización, que se estrenaría en la realización de atentados el 7 de junio de 1968, cuando dos miembros de su aparato militar acabaron con la vida del guardia civil José Antonio Pardines, para continuar poco tiempo después con el atentado del comisario de policía Melitón Manzanas, en lo que puede considerarse como la primera acción de impacto social llevada a cabo de manera organizada por la banda asesina ETA.

Ante estas iniciales acciones de ETA, el régimen franquista reaccionó de manera dura y virulenta con actuaciones represivas y con la detención de lo que sería la primera cúpula de los hijos de la serpiente y el hacha, que desembocó en un consejo de guerra, que conocido como Proceso de Burgos, se produjo en el año 1970, en donde en un juicio que desde ciertos sectores se calificó como farsa, se dictaron varias penas de muerte que serían sustituidas por penas de cárcel de larga duración.

Indudablemente, la acción más importante de los asesinos etarras tuvo lugar en las navidades de 1973, cuando el 20 de diciembre, un comando de la banda atentó contra una de las primeras figuras del régimen franquista, el almirante Luis Carrero Blanco, que en aquel entonces ostentaba el cargo de presidente del gobierno, volándole por los aires en su coche oficial, poco después de salir de su misa diaria y mientras se dirigía a su despacho de Castellana 3. Poco tiempo después, en septiembre de 1974, la banda asesina vasca realizó su segundo atentado de gran magnitud en la cafetería Rolado de Madrid, generando 13 muertos y 84 heridos.

Este segundo atentado tuvo consecuencias en el conglomerado asesino etarra, puesto que hizo que la banda en su apartado militar, se dividiera en dos, los poli milis que únicamente aceptaban los atentados selectivos y los milis, quienes estaban dispuestos a llevar a cabo cualquier tipo de atentado sin tener en cuenta las consecuencias del mismo, con tal de que sirviera para sus fines.

Sin duda si continuáramos relatando todas las acciones de los asesinos etarras durante sus cincuenta años de existencia, no haríamos más que confirmar el dolor y el daño que estos ” supuestos liberadores del pueblo vasco” han causado tanto a la sociedad vasca como a la española, razón por la que no merece la pena centrarse en cada momento de sus acciones, sino en las consecuencias y en el daño que han provocado en una sociedad que en un principio les apoyó, luego les temió y finalmente ha reconocido que ETA no ha sido nada más que un mal sueño que ha perjudicado, dañado y mancillado a una sociedad noble, acobardada pero que desde el punto de vista moral, ha estado y sigue estando podrida al permitir que parte de la misma, siga defendiendo los postulados de ETA, unos postulados indignos, manchados de sangre e inaceptables desde la política, la democracia, la libertad y los derechos humanos.

Yo como vasco, odio a ETA, repudio sus planteamientos, su existencia y rechazo lo que representa y los que la representan aunque sea desde un plano político porque hacen daño a la decencia, a la libertad, a la democracia y a mi nación, esta España de piel de toro que me enorgullezco en pertenecer.

Autor: carmenalvarezvela

Abrí este blog para hablar de España y conforme ha pasado el tiempo, algunos amigos mucho más cualificados que yo colaboran para expresar nuestra común preocupación por los males que nos aquejan como nación. Otros participan escribiendo sobre música, cine, literatura, historia ... Debería cambiar el nombre del blog, "No me resigno", como mínimo por "No nos resignamos", ya veremos. Mi amigo Emmanuel M. Alcocer me dijo una vez que el peor error es el error de perderlo todo por no haber hecho nada. Pues ahí estamos, intentando hacer algo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s