LA FARSA DEL DESARME por Javier San Sebastián @sansebastian_j

¿Alguien se cree lo de la farsa del desarme de ETA? Yo no. Estos tipos siguen siendo asesinos, actualmente en paro forzoso pues las fuerzas de seguridad españolas les derrotaron. Han entregado una parte del arsenal que tienen, por supuesto cuidándose muy bien de que no sirva para resolver algunos de los muchos asesinatos todavía sin esclarecer.
Los etarras y su entorno son alimañas repugnantes que sólo entendieron (y siguen entendiendo) de muerte, lo mismo da si se trataba de policías, hombres, mujeres o niños. La sociedad española no puede ni olvidar ni perdonar la crueldad de esa banda de psicópatas despiadados, y tampoco la cobardía cómplice de tantos vascos que justificaban sus acciones con esa disculpa de “algo habrá hecho”. El clero vasco es especialmente cómplice  del terror etarra, al que comprendió, justificó y amparó.
Tengo la certeza de que esta farsa (artesanos de la paz se llaman los de la foto, manda cojones) le va a reportar pingües beneficios a la banda terrorista, gestionado todo ello por el PNV. Después de ver hace poco al torturador Bolinaga salir de la cárcel por una supuesta enfermedad a la que sobrevivió tan campante mucho tiempo, o al sanguinario “Txapote” libre (el tiro en la nuca a un arrodillado Miguel Angel Blanco le ha salido casi gratis), no sería de extrañar ver cómo toda la banda termina en cárceles vascas, y una vez transferida la competencia sobre cárceles al gobierno vasco, a todos tomando potes con su gente en las calles del Goierri o el cosmopolita Bilbao. No olvidemos que esta legislatura de Rajoy es como la cuarta de ZP en demasiadas cuestiones.
Lo de siempre: el muerto al hoyo y el vivo (etarra) al bollo.