ME DEBO A MI PÚBLICO: REPUTACIÓN, POSTUREO Y ARTISTEO DEL PERIODISMO (DE OPINIÓN) PATRIO. Por Hildy Johnson

me fío casi instintivamente de los que no tienen una reputación que mantener, aquellos que no van de nada. Entiendo que esto es prácticamente imposible o complicado teniendo en cuenta que, para empezar, son todos humanos y formar parte del firmamento mediático es un modo de emborracharse muy rápido…”.

Estos días pasados, previos y posteriores a las elecciones andaluzas, han sido estupendos para comprobar, una vez más, el nivel de televisión,  periódicos y radio. Y es que hay muchos periodistas, que podemos llamar estrellas  (y hay estrellas rojas, naranjas, azules, blancas y enanas, supergigas, etc.), que se deben a su público en el sentido que voy a relatarles: les puede su reputación (más bien su personaje); segundo, y consecuencia de lo anterior, el postureo les mata;  y, tercero, y  no en importancia, el artisteo es, a menudo, una tentación constante (y, para algunos, el ámbito natural donde nadan).

Leer más “ME DEBO A MI PÚBLICO: REPUTACIÓN, POSTUREO Y ARTISTEO DEL PERIODISMO (DE OPINIÓN) PATRIO. Por Hildy Johnson”