Lo que dice Pedro. Por José Luis Sanz Vela @jsanzvel

“Él, que mantiene en las grandes ciudades a los nefastos gestores de Podemos y que, salvo alguna excepción aislada, están llevando a la ruina a estas urbes, se permite dar lecciones, todavía no sé muy bien de qué”.

Dice Pedro Sánchez que le va a exigir a Rajoy que las pensiones se suban con el IPC y si éste no hace caso, pedirá que a los diputados no se les suba el sueldo más de un 0,25%. ¡Se puede tener más cara dura! ¿Se puede hacer más demagogia con un asunto tan importante?

Este señor no da ninguna pista de cómo lo haría él. Sólo que va a pedir. ¿Por qué no propone una reducción de altos cargos de la administración y de políticos? Aunque sólo sea para ponernos a niveles de Alemania o Francia. ¿Cuánto podríamos ahorrar con eso? ¿Ha echado cuentas? Ni se habrá molestado. ¿Para qué? Leer más “Lo que dice Pedro. Por José Luis Sanz Vela @jsanzvel”

SR. SÁNCHEZ, PERMÍTAME QUE INSISTA. Por Carmen Álvarez

“… le voy a dar una idea: proponga usted y préstese a un gobierno de concentración nacional”.

Ésta es la segunda carta que le escribo. Soy consciente de que no servirá de nada pero tengo un amigo que me anima siempre a intentarlo todo, incluso a razonar con usted. Así que ahí voy.

Aunque nunca he esperado nada bueno de su parte es cierto que su necedad, su histérica obsesión por llegar a La Moncloa, su falta de palabra, su oportunismo y su carácter traicionero han superado todas mis expectativas. Cuando creo que no se puede caer más bajo, usted Sr. Sánchez, me sorprende y cae.

Ayer no daba crédito cuando me enteré de que, en medio del caos que vive Cataluña y por ende toda España, lo que se le ha ocurrido es reprobar a la Sra. Sáenz de Santamaría por la actuación de las fuerzas policiales el pasado domingo. Su afán de protagonismo le pierde porque además su propuesta es estúpida e inútil. Espero que jamás, jamás llegue a ser Presidente del Gobierno. Si España ya está mal gobernada usted sería las siete plagas corregidas y aumentadas. Leer más “SR. SÁNCHEZ, PERMÍTAME QUE INSISTA. Por Carmen Álvarez”