3 minutos, 9 segundos. Por Carmen Álvarez

“También debieran saber que Irene Montero no ha hecho historia en el feminismo cuando fue nombrada portavoz de su grupo. Muchas mujeres habían sido ya presidentes de comunidades autónomas, de las cámaras, alcaldesas, ministros y portavoces de partidos políticos. Sí es cierto que Montero ha sido la primera “portavoza”. Ahí no les quito la razón”.

Me he tragado los 3 minutos del vídeo promocional de Soraya. Hasta el final. 3 minutos, 9 segundos para ser exactos. Sólo me ha quedado algo clarísimo, Soraya es una mujer. Y, por lo visto, ahora toca una mujer como presidente de España.

Para ahorrarles tiempo, les diré que el vídeo consiste en la aparición sucesiva de muchas mujeres que dicen: “ahora una mujer”, “ahora Soraya” y la frase más larga, “es el momento de que España tenga como presidenta (sic) a una mujer”.

Por cierto, en el vídeo aparece Isabel Tocino y he recordado que ella pudo ser la primera presidente del gobierno de España, pero se eligió a Aznar en su lugar. Tiempo después, Tocino sería ministro de Aznar y se hizo famosa por su terrible carácter y las deserciones en su ministerio, Medio Ambiente. Fue criticada como cualquier hijo de vecino por sus errores y alabada por sus aciertos hasta que desapareció de la vida política para saltar de cargo en cargo y de empresa en empresa. Es decir, su comportamiento ha sido igual que el de casi todos los políticos excepto Rajoy, que es un señor que trabaja en Santa Pola.

Me gustaría que nuestra juventud, sobre todo los podemitas, supieran que en esos años no era imperativo que una mujer tuviera que dirigir todo y tampoco creo que ser mujer fuera un inconveniente. Hace muy poco tiempo éramos mucho más libres y normales. También debieran saber que Irene Montero no ha hecho historia en el feminismo cuando fue nombrada portavoz de su grupo. Muchas mujeres habían sido ya presidentes de comunidades autónomas, de las cámaras, alcaldesas, ministros y portavoces de partidos políticos. Sí es cierto que Montero ha sido la primera “portavoza”. Ahí no les quito la razón.

Volviendo al vídeo, he esperado 3 minutos y 9 segundos para conocer alguna idea de la candidata. Y sólo he constatado lo que ya sabíamos todos: Soraya es una mujer.

A lo largo de estos años en el Partido Popular muchas mujeres han desempeñado cargos de altísima responsabilidad sin que se tomara como un hecho insólito y ése ha sido el gran avance de la mujer. No ser señalada por serlo. Ni para bien ni para mal.

Parece evidente que la falta de ideas de Sáenz de Santamaría ha tenido que suplirse imitando a la izquierda más rancia y  retrógrada. Porque aunque nos han querido presentar a Soraya como una gran gestora, su actuación en la vicepresidencia del gobierno no ha podido ser más lamentable. Basta remitirse a su etapa en el despacho de Barcelona y comprobar su resultado. Fracasar en ciertos aspectos de la política es normal, pero iniciar una operación diálogo que pretende evitar la ruptura de España y que en ese mismo año se convoque un referéndum ilegal y se declare una república,  es motivo más que suficiente para presentar la dimisión.

¿Qué queda pues que decir a su favor? Sólo esto: “ahora una mujer”. Que es lo mismo que decir “ahora un pelirrojo”, “ahora un granadino” o ” ahora una de Albacete”.

Liderazgo femenino y otras excusas. Por Carmen Álvarez. Artículo publicado en @elasterisco

“Yo soy feminista. Cualquier persona normal es feminista, entendiendo el término tal y como lo define la RAE: movimiento que exige para las mujeres iguales derechos que para los hombres. Derechos iguales, obligaciones iguales, igualdad plena ante la ley. De tal forma que cualquier conculcación del derecho de una mujer sea susceptible de ser llevado a los tribunales y tratado de la misma manera que si se tratara de un hombre. Doy gracias mil a todas aquellas feministas que nos precedieron para que hoy en día esto sea una realidad. Ha sido un larguísimo camino. Pero, en España, ya somos iguales ante la ley -con algunas excepciones terribles que obvian la presunción de inocencia para los hombres, pero ése es otro tema- y éste era el objetivo”.

https://t.co/90pkXT1qU7

Mi conversación con Josep María Francàs (@ jmfrancas) para azperiodistas.com

Comparto en el blog la charla mantenida con Josep María Francàs de AZperiodistas.com sobre feminismo y sobre España, mi pasión.

http://www.azperiodistas.com/carmen-alvarez-vela-yo-no-quiero-estar-en-ningun-sitio-por-discriminacion-positiva-o-cuotas/3030

DOS ALAS. Celebrando ser mujer. Por @capicua_Mca

Hoy es  el día internacional de la mujer. En fin, yo me imagino que este “homenaje”, bien merecido por otra parte, tiene el propósito de afianzar en nosotras  el orgullo de ser mujer a pesar de todos los inconvenientes que tiene el serlo.

Porque, que ser mujer tiene algunos inconvenientes, no se lo tengo que explicar a nadie. Todas, y hablo de mi generación y la anterior, hemos tenido que lidiar desde pequeñitas con ellos. Desde la infancia, nos han inculcado, directa o indirectamente, que para ser hermosas había que ser delicadas, frágiles y vulnerables. Las chicas, para resultar atractivas y deseables, tenían que reflejar una clara  necesidad de protección, que sin duda a los chicos les hacía sentir fuertes y realizados. Además, para resultar atractiva, había que mantenerse delgada, depilarse, exhibir una piel radiante, oler bien, ser inteligente (aunque nunca mas que ellos) y discreta, saber cocinar y sonreír.. a pesar de todo y sobre todo, sonreír. En las últimas décadas, con la incorporación de la mujer al mercado laboral, ¡ya  ni te cuento! Ahora hay que hacer lo de dentro y lo de fuera y sin dejar de estar divinas de la muerte. En fin, que ser mujer era y es tarea difícil.
Leer más “DOS ALAS. Celebrando ser mujer. Por @capicua_Mca”

EL DELIRIO Y “LAS MUJERES”. Por Aurora Pimentel Igea @AuroraPimentel

…resulta chocante y muy posiblemente sintomático el silencio de tanta defensora de “la mujer”, de “las mujeres”,  sobre la sistemática conculcación de sus derechos en países islámicos,  de eso, ni ahora ni nunca, una palabra”.

Dio en la diana Montano esta mañana en su artículo en  El Español.

Pues sí, algunas mujeres somos de segunda, tercera o cuarta clase, no existimos. Tenemos que aguantar que otras hablen en nuestro nombre y se arroguen el derecho a sacarnos del mapa, o que nos digan, como hizo Julia Otero al tuitear sobre quienes disienten, citando a Simone de Beuavoir,  que “el opresor no sería tan fuerte si no tuviese cómplices entre los oprimidos” cuando simplemente se señala que no todas pensamos igual sobre la huelga del 8 de marzo, que no somos un ente “las mujeres”, que somos individuos con opiniones diferentes, como los hombres, los españoles o los americanos, me es igual.Sólo la lectura, la simple lectura del manifiesto sobre la huelga del día 8 de marzo, debería bastar para comprobar el nivel de delirio al que estamos llegando. Bien hizo Arcadi Espada en ponerlo en Cartas a k el domingo en El Mundo. Yo creía que era una broma, pero no, era el texto exacto: un estado de la cuestión que no se sostiene, una llamada a las barricadas que provoca la risa y la indignación a partes iguales. Ahí todo junto: el capitalismo, el cambio climático, el patriarcado, la soberanía alimentaria, la perspectiva de género que debe ser transversal en todos los libros de texto, etc. Un manifiesto infumable por el fondo y la forma, porque está escrito, además, de un modo abominable. La cosa asamblearia es lo que tiene, la gramática les trae al pairo.

No comprendo cómo ese manifiesto no es la evidencia de la sinrazón de la huelga y de que sus promotoras están como cabras. Y, desde luego, que, como ha sucedido con lo de los pensionistas, es otro denodado intento más de arrimar el ascua a su sardina de quienes tienen como modelo Venezuela o Bolivia. En esos parámetros se mueven, luego habrá peones utilizados, no tengo duda de la buena voluntad de tantas.

¿Qué muchas mujeres lo están secundando? Nada nuevo bajo el sol. Miren a Cataluña y cómo el nacionalismo prendió poco a poco y durante años entre cabezas que parecían bien amuebladas con escasísimos disensos silenciados sistemáticamente. Ahora tenemos lo que tenemos precisamente por haber callado. Pues algo muy similar está pasando con esto: no existes, no estás, eres una aliada del “malvado opresor” (rellénese como corresponda: capitalismo, machismo, neoliberalismo, etc.) si no estás de acuerdo, si te parece una soberana estupidez y una manipulación.

Por eso hay que decirlo y no dejarles pasar que no son ni de broma la voz de “las mujeres”, que no nos representan a todas. No conmigo, no en mi nombre, no me representáis ni en el fondo ni en la forma. A mí sólo me represento yo, no he delegado en nadie.

Porque, además, en mi caso, ni en el diagnóstico ni en las soluciones estoy de acuerdo. No es que no esté o no me sienta discriminada –que podría ser un sólo caso, no lo he estado ni lo estoy, ni en los 80 ni ahora, ni en mi casa ni fuera de ella, no sé si es suerte o somos más-, es que objetivamente vivimos en uno de los mejores países para las mujeres por goleada, sólo hace falta darse una vuelta por el mundo, haber vivido unos cuantos años, estar en contacto, pongo por caso, con mujeres en Ucrania o en Nicaragua o en países mucho más complicados.

¿Que hay que avanzar en España? Posiblemente, pero ni por las leyes ni por las costumbres, España es ese desastre apocalíptico que pintan en el manifiesto. Y asumirlo es mentir, simple y llanamente, una mentira, muchas mentiras, no es dejar pasar una exageración sin importancia.  Con una mentira, con varias mentiras, como es el caso, se labran muchos desastres, y no los tenemos tan lejos, no cabe callar ni por aburrimiento, ya sé que dan ganas.

Pero es que, además, resulta chocante y muy posiblemente sintomático el silencio de tanta defensora de “la mujer”, de “las mujeres”,  sobre la sistemática conculcación de sus derechos en países islámicos,  de eso, ni ahora ni nunca, una palabra. ¿Y luego hablan de solidaridad? Por favor, de lecciones sobre solidaridad nada.

Me da pena, pero es igual a los efectos de lo que importa, que personas a las que admiraba apoyen el manifiesto o la huelga. Así pasó antes, no hay nada nuevo en ese incomprensible y supuesto apoyo general (o mediático, mucho menos intelectual, etc.) a mentiras palmarias.

La historia demuestra lo que sucede cuando callamos.

#NoEnMiNombre #NoMeRepresentáis

MUJERES PELIGROSAS. Por Carmen Álvarez.

Son las 12.45 y hago parada unilateral en el trabajo para echar un ojo a Tuiter. No sé si es un derecho fundamental, pero debiera serlo.

No veo nada especial porque todos estamos trabajando, claro. Es lo que tiene. Por fin me interesa un tuit. Es de esos que yo llamo para enmarcar porque me hacen reír mucho y olvidarme de las cosas serias de la vida. Dice que los días 2 y 3 de marzo en Pontevedra “van a pasar cosas feministas“.

Los hashtags: #MulleresQueOpinan #MujeresQueOpinan. Me parece un detallazo que traduzcan el HT al español porque no todos sabéis gallego. Yo lo he entendido perfectamente porque veraneé en Galicia muchas veces.
Leer más “MUJERES PELIGROSAS. Por Carmen Álvarez.”