“Virgencita que me dejen como estoy”. Por Carmen Álvarez

 “A la espera de que Sánchez convoque elecciones y desaloje La  Moncloa, cosa que tendrán que hacer los bomberos supongo, esperamos de los que defienden España, lealtad y prudencia. El primer desafío es Andalucía. Que sepan que los observamos atentamente”.

 

En estos últimos años absurdos que vive España, o más bien padece, algunos hemos arremetido contra la Constitución del 78 en el tema autonómico y, en mi caso, no me desdigo de nada.  Cada vez es más gente la que no cree que el estado de las autonomías haya sido positivo para estepaís. Basta mirar Cataluña o el País Vasco, para acreditar la máxima expresión -que no única- de un fracaso anunciado por pocas personas, por cierto, pero anunciado en su momento. Ahora, cualquier persona con un mínimo sentido común sabe que el nacionalismo es un monstruo insaciable, y cuánto más poder se le otorga, más demanda.

Desgraciadamente, hace falta aclarar y explicar que no estar de acuerdo con ciertos aspectos de la Constitución no te convierte en antisistema ni en fascista de forma automática. Y aquí hay un matiz fundamental a tener en cuenta, ¿qué grado de desacuerdo hay que tener con el marco jurídico fundamental para poder denominar a un partido anticonstitucionalista?
Leer más ““Virgencita que me dejen como estoy”. Por Carmen Álvarez”