En España, a 6 de septiembre de 2017

Escribir nada  a estas horas me resulta tan absurdo y probablemente inútil como escribirlo a las siete de la tarde. El trilerismo del desgobierno catalán alcanzará sus máximas cotas a partir de hoy. En lugar del “dónde está la bolita”, engañan con “dónde están las urnas, las papeletas o dónde se va a votar”. Todo lo que vivimos desde hace cinco años ha sido una continua provocación al Estado de Derecho, a España. Cinco años soportando una amenaza explícita de golpe de estado. ¡Cinco años! Desde luego nadie puede reprochar a los españoles que no tengamos paciencia. En esto me desmarco. Yo no tengo paciencia. Estoy harta de la tomadura de pelo a estepaísplurinacionaldescafeinadoinexistente que resulta que se llama España y de que el gobierno lo haya permitido. Llevo cinco años indignada, seguro que más. Y ya no les cuento la mal llamada mayoría silenciosa, que quizá no sea tan silenciosa, más bien silenciada a golpe de amenaza a domicilio, de represión laboral y condenada al ostracismo social. Leer más “En España, a 6 de septiembre de 2017”