¿Por qué quieren arruinar Cataluña? Por Antonio Jaumandreu @Ajaumandreu

Ni el peor boicot de “la brunete mediática madrileña españolista” hubiese causado en la economía catalana un efecto tan devastador como el que está ocasionando el gobierno de la Generalidad y los partidos que lo apoyan. La fuga de empresas y entidades bancarias adquiere tintes de auténtica hemorragia, la venta de viviendas cae en picado, las reservas turísticas se desploman como nunca antes. Y la Generalidad sigue empeñada en mirar hacia otro lado (porque ahora ni siquiera niega ya lo que sucede: simplemente lo ignora); en realidad hacia el único lado al que sabe mirar desde hace años, que es la independencia.
Una independencia que ahora ya ni ellos mismos niegan que dejaría a Cataluña fuera de la Unión Europea por tiempo indefinido (Francia ha sido muy clara, además de Juncker y Tusk).
Continuar leyendo «¿Por qué quieren arruinar Cataluña? Por Antonio Jaumandreu @Ajaumandreu»

Dicen. Por Antonio Jaumandreu @Ajaumandreu

 

Todo eso dicen, y muchas más cosas.
Pero los gobernantes catalanes dicen que nada de eso sucederá.

Dicen que las dos principales entidades bancarias catalanas han trasladado sus sedes fuera de Cataluña.
Dicen que en la última semana más de 500 empresas de todo tipo, algunas de ellas muy importantes, han hecho lo mismo.
Dicen los hoteleros que las reservas hoteleras en Cataluña están cayendo del orden del 50 %. Continuar leyendo «Dicen. Por Antonio Jaumandreu @Ajaumandreu»

La commedia é finita. Por Antonio Jaumandreu @Ajaumandreu

«… el artículo 155 vincula su aplicación al hecho de que una Comunidad Autónoma no cumpla las obligaciones que la Constitución u otras leyes le impongan, o actúe de forma que atente gravemente al interés general de España».

 

Esta es la frase que cierra la ópera Pagliacci, mientras cae el telón. En escena hemos visto cómo Canio acaba de matar a su esposa Nedda sobre el escenario, mientras el público aplaude entusiasmado el realismo de un crimen que aparentemente forma parte del argumento de la obra, pero que por los celos del protagonista acaba convirtiéndose en un asesinato real a la vista de todos los espectadores.

Ayer la troupe independentista, a la que forzoso es reconocer un admirable afán de superación en generar nuevos y sorprendentes giros argumentales, hizo lo contrario: desarrollar en la escena parlamentaria un asesinato, revistiéndolo de drama solemne. El presidente de la Generalidad, tras dar mil rodeos, dijo algo tan vacuo como “asumo el mandato de que el pueblo de Cataluña se convierta en un Estado independiente en forma de república”, para a continuación proponer que “el Parlament suspenda los efectos de la declaración de independencia para que en las próximas semanas emprendamos un diálogo sin el cual no es posible llegar a una solución acordada”. Como puede verse en la primera parte, no declaró la independencia, pero en la segunda propuso proponer la suspensión de esa declaración inexistente. Continuar leyendo «La commedia é finita. Por Antonio Jaumandreu @Ajaumandreu»

Por el desagüe. Por Antonio Jaumandreu @Ajaumandreu

Hoy es el día en que la Cataluña que hemos conocido los que ya peinamos canas puede irse definitivamente por el sumidero de la historia. Y ha de decirse que habrá hecho todos los méritos para ello.

Podemos reprochar a los sucesivos gobiernos centrales pasividad, comodidad, cesiones… Muy cierto: todo ello ha ido suministrando a los desleales los ladrillos con los que edificar su construcción nacional y la dinamita con que cargarse nuestro edificio constitucional, y es imperdonable. Continuar leyendo «Por el desagüe. Por Antonio Jaumandreu @Ajaumandreu»

A los tibios. Por Carmen Álvarez

La tolerancia es como una buena capa, todo lo tapa.

 

Los tibios, esa gente que no es ni fría ni caliente. Esos seres que nos miran con condescendencia y con la mirada nos transmiten un «no entendéis nada». Aquellos que tienen una extraña capacidad para hacernos sentir -a los que nos interesamos por la cosa pública- fanáticos, nacionalistas de los «nuestro», «españolistas», fachas, fascistas, falangistas, ultras … que nos han llamado exagerados y alarmistas estos años en los que muchos hemos clamado en el desierto que iba a haber una desgracia y que nos íbamos a hacer daño con el jueguecito. Aquellos que decían no estar ni con unos ni con otros, pero que curiosamente eran más comprensivos con los otros que con los unos.

Continuar leyendo «A los tibios. Por Carmen Álvarez»

Quevedo y el art. 155: ni el fuero autonómico ni el huevo nacional. Por Pedro Insua @PedroInsua1

 «… solo la suspensión de la autonomía de Cataluña, es decir la aplicación del art. 155 contemplado en la Constitución del 78, puede representar realmente una medida proporcional al golpe dado por el Parlamento catalán, primero (ley de desconexión, que desborda totalmente sus competencias autonómicas), y por las amenazas separatistas del gobierno autonómico de la Generalidad, después».

 

En 1640 Quevedo veía en «la rebelión de Barcelona» (así la llama, y no de Cataluña como se pretende actualmente desde, diríamos, el «centralismo barcelonés») una lucha miserable, opina el autor de El Buscón, por el privilegio oligárquico, y que el rey, Felipe IV, tampoco combatió con demasiada contundencia.

Llegando incluso a inventarse leyes privadas y fueros inexistentes, denuncia Quevedo, por lo mismo por lo que ciudades y señoríos habían, en su momento, ganado meritoriamente aquellos privilegios, ahora, por demérito de situarse en 1640 contra el rey, debían en efecto perderlos: «Muchos fueros y privilegios leí tan diferentes de como os alegan, que los desconocí; y siendo los mismos, los tuve por otros. No los alegan como los tienen, sino como los quieren. Esto es concederse privilegios; y yo certifico que no tienen privilegio ni fuero para poder concederse a sí mismos ni lo uno ni lo otro. […] Luego no es por el fuero. Dicen (yo se lo oí cuando estuvo en Barcelona su majestad) que sus fueros y privilegios todos habían sido premios de grandes y fidelísimos servicios a sus condes, y esto blasonándolo. Pues digo yo con Aristóteles: Contrariorum eadem est ratio (una misma es la razón de los contrarios). Luego por deservicios e infidelidad se pierde lo que por fidelidad y servicios se gana. Y si nadie se presume que concede privilegio contra sí, y el que concede ni debe ni puede conceder el mal uso de lo que concede, los catalanes no deben tener los que tuvieron ni los que presumen». (Quevedo, La Rebelión de Barcelona ni es por el güevo ni es por el fuero, en Obras Completas, Prosa, páginas 1050-1051).
Continuar leyendo «Quevedo y el art. 155: ni el fuero autonómico ni el huevo nacional. Por Pedro Insua @PedroInsua1»

Ese reconfortante sentimiento de euforia. Por @MylesBo

«… ni los sentimientos ni el ánimo por sí solos nos dan la libertad, la paz, el bienestar».

 

Ayer por la mañana tenía un ojo en las noticias y vuestros tuits desde Barcelona, y el otro en esta frase de uno de los últimos artículos de @cav_carmen: “Cuando surgió el espíritu de Ermua todos creímos que era tan fuerte que no habría vuelta atrás. Y la hubo”.[i]

Los primeros transmitían sentimientos de satisfacción, de alivio, incluso de euforia, muy necesarios en estos duros momentos, imprescindibles diría yo: darnos ánimos unos a otros, decirles a los catalanes demócratas que no están solos, que los comprendemos y acompañamos, y que somos muchos en contra del totalitarismo y la podredumbre social. Necesitamos de vez en cuando ese tipo de “chutes” para seguir adelante con fuerza, con convicción, venciendo al desánimo. Pero, ¿sabes qué? Que ni los sentimientos ni el ánimo por sí solos nos dan la libertad, la paz, el bienestar. Continuar leyendo «Ese reconfortante sentimiento de euforia. Por @MylesBo»

SR. SÁNCHEZ, PERMÍTAME QUE INSISTA. Por Carmen Álvarez

«… le voy a dar una idea: proponga usted y préstese a un gobierno de concentración nacional».

Ésta es la segunda carta que le escribo. Soy consciente de que no servirá de nada pero tengo un amigo que me anima siempre a intentarlo todo, incluso a razonar con usted. Así que ahí voy.

Aunque nunca he esperado nada bueno de su parte es cierto que su necedad, su histérica obsesión por llegar a La Moncloa, su falta de palabra, su oportunismo y su carácter traicionero han superado todas mis expectativas. Cuando creo que no se puede caer más bajo, usted Sr. Sánchez, me sorprende y cae.

Ayer no daba crédito cuando me enteré de que, en medio del caos que vive Cataluña y por ende toda España, lo que se le ha ocurrido es reprobar a la Sra. Sáenz de Santamaría por la actuación de las fuerzas policiales el pasado domingo. Su afán de protagonismo le pierde porque además su propuesta es estúpida e inútil. Espero que jamás, jamás llegue a ser Presidente del Gobierno. Si España ya está mal gobernada usted sería las siete plagas corregidas y aumentadas. Continuar leyendo «SR. SÁNCHEZ, PERMÍTAME QUE INSISTA. Por Carmen Álvarez»

La ‘normalidad’ catalana, su souvenir. Por Olga@contodosmisyo

«Realidad engañosa. Esa ‘normalidad’ no existe. Hay que residir  aquí, comprobar  que la cuerda aprieta cada día un poco más y  rasga la piel, ya sin subterfugios ni disimulos, a degüello».

Esta mañana justo antes de salir de casa para la manifestación a favor de la unidad de España, Olga me ha enviado el texto que reproduzco a continuación. Es tan lúcido que duele: «Esa apariencia de normalidad es una crueldad para los que vivimos aquí …» Le he preguntado si podía subirlo al blog. Una vez que tenía su consentimiento me he despedido con prisas porque me iba al centro de Madrid de «mani», por la tarde lo subiría y se lo mandaría. Ella se iba a la manifestación de su pueblo, Vilassar de Mar.

A las 13.29 Olga colgaba un tuit con la foto del encabezamiento y el siguiente texto: «Vilassar de Mar: ni un alma, ni bandera de España en el Ayuntamiento. Yo sola, el Mono y mi carajillo de anís. ¡No hay miedo! dicen».

Cuando lo he leído yo estaba rodeada por cientos de banderas españolas y un extraordinario ambiente de unidad. Me he preguntado por enésima vez cómo hemos llegado hasta aquí. La soledad y la tristeza más absoluta: la de Olga y la de tantos catalanes que viven en pequeños municipios.


La ‘normalidad’ catalana, su souvenir

Cualquiera que pasara unos días en Cataluña diría que se impone la normalidad, que no se ve alterada la convivencia más allá de las manifestaciones, ora de adolescentes y universitarios, ora de tractores o dementes unidos con su delirio exacerbado… Esa apariencia de normalidad es una crueldad para los que vivimos aquí abandonados  doblemente por el gobierno de aquí y el gobierno de acullá.

La ‘normalidad’ que vive un turista en  zona turística, la que se lleva en su maleta,  en sus bolsillos y  en su mente como  souvenir es dosis añadida de impotencia. Un altavoz que  regresa  a  casa, dentro o fuera de España, afirmando que es una revolución festiva y pacífica, ejemplar, que no se han sentido atacados  ni siquiera siendo españoles. Realidad engañosa. Esa ‘normalidad’ no existe. Hay que residir  aquí, comprobar  que la cuerda aprieta cada día un poco más y  rasga la piel, ya sin subterfugios ni disimulos, a degüello.

Vivimos en la imposición todos, aunque algunos  aún siendo minoría crean lo contrario y se manifiesten y rompan la convivencia convencidos de que han elegido libremente. Marionetas , piezas del engranaje. Marionetas incapaces de detenerse y pensar con sensatez, cualquier prédica, cualquier consigna o revelación es palabra de Dios. Y amén, porque Dios, por supuesto, también fue catalán. Marionetas incapaces de detenerse para razonar, algunos no ignoran que si se detienen los pisan, los aplastan…los suyos, sus familiares, sus amigos, los que ayer ondeaban con ellos  la estelada hermanadamente.

Nuevos apestados. En su contra, con respecto a los apestados de siempre, la falta de fortaleza,  firmeza, aplomo y experiencia para lidiar con los cafres -sus cafres-, y la capacidad para asumir la pérdida y el daño. DAÑO. En mayúsculas. El futuro no es nada halagüeño, hará falta mucho tiempo para reconducir y reparar, y ya se sabe: no hay jarrón hecho pedazos  al que no se le aprecie de por vida el estropicio, no importa el  empeño puesto en su reparación.

Ni siquiera un de anís nos salva.

Institutos públicos incitan a menores a la huelga ilegal

Reblogueo este artículo de Mazelmind por varias razones. Porque es pura información. Información objetiva y documentada perfectamente, es un extraordinario trabajo. Y porque me consta que Mazelmind no habla por referencias, sino que ha luchado contra la dictadura nacionalista de forma activa.

Mazel tiene todo mi respeto y admiración.

Ideas sueltas de una afortunada

Los institutos públicos de Educación Secundaria en Cataluña están enviando a las familias cartas como la que  verán al final de este texto para avisar ( que no preguntar) que los estudiantes irán a la huelga el día 28  de septiembre para manifestarse en favor del derecho a decidir.  Ahora resulta que los que no tienen ni edad suficiente para votar en unas elecciones con todas las de la ley  han decidido «mayoritariamente» manifestarse a favor del derecho a decidir, un derecho que  no existe y que si se ejerce conculca los derechos y libertades de 45 millones de españoles.

Yo soy de los que creen que los adolescentes son un gran activo si están  formados y educados pero esta carta les confiere derechos y responsabilidades que están fuera de lugar desde el punto de vista legal y desde luego deposita en ellos  decisiones que ningún país desarrollado querría que sus…

Ver la entrada original 2.040 palabras más