Roma. Por Ignacio @IGNACIO09521632

“Y Cuarón crea, desde sus recuerdos, una figura femenina inolvidable: Cleo, en recuerdo de Libo, la mujer indígena que lo crió de pequeño, no ya interpretada, sino encarnada por Yalitza Aparicio (bellísima), que ni siquiera es actriz ni falta que le hace”.

EXTRAORDINARIO trabajo de Alfonso Cuarón. Lástima que sólo sea posible disfrutarla cinco días en los cines.

Alfonso Cuarón, director cinematográfico de variados géneros (serlo hoy se critica), aunque con muy poca obra y difícil esta de encasillar, es sin duda un “autor” en la mejor extensión e intensidad del término. Sus títulos van desde Sólo con tu pareja, Y tu mamá también, Hijos de los hombres (film de factura magistral, que plantea una distopía inquietante sobre la Natividad) o la tercera entrega de la saga de Harry Potter (una de las más interesantes de la multitudinaria saga), hasta Gravity (de una fisicidad, abstracción y complejidad extraordinarias, en un formato de apariencia hollywoodiense que queda ampliamente superado) y esta su última obra: Roma.

Leer más “Roma. Por Ignacio @IGNACIO09521632”

Serie: EL METODO KOMINSKY – EMOCIONES. Por @opicar

“…la composición que hace Arkin  de su personaje es memorable, y lo es porque nos despierta un sentimiento de ternura que es de agradecer; porque el día que perdamos nuestra capacidad para la ternura, vivir tan solo será un mero e intranscendente hecho biológico”.

Serie de ocho capítulos que podéis ver en Netflix, su creador es Chuck Lorre quien lo es también de la superpopular “The Big Bang Theory”. Escribo la reseña porque alguien a quien quiero me lo sugirió pero también porque pienso que la serie la merece.

Cabe advertir de que a pesar de que Chuck Lorre sea su creador no estamos ante una serie hilarante que provoque la risa sin tregua en el espectador; lo cierto es que lo narrado se presenta en tono de comedia, pero a mi entender ese tono no oculta la parte dramática de lo contado, no oculta que se nos está hablando de lo que significa envejecer y de lo desconcertante que es sentir que nuestra vida llega a un punto donde tomamos consciencia de que el final, nuestro final, está a la vuelta de la esquina.

Leer más “Serie: EL METODO KOMINSKY – EMOCIONES. Por @opicar”

De enemigos y buenas personas. Por Carmen Álvarez

 



 «…no dejo de preguntarme de qué premisa mental parte este  diputado de Podemos para reconocer que jamás pensó que le diría a un diputado del PP que era buena persona y que lo iba a echar de menos.  Éste es el quid de la cuestión.»

 

A Churchill se le atribuyen tantas frases que a veces ya dudo de si realmente el político dijo todo lo que se ‘imputa’ . En este caso sí es cierto que al comentario ingenuo de un joven diputado tory señalando a la bancada de enfrente como enemiga, el político inglés contestó con la lapidaria sentencia, “nuestros adversarios están enfrente, nuestros enemigos atrás”.

Siendo una frase desoladora para los que, llenos de ideales y buenas intenciones,  pretenden dedicarse al otrora noble ejercicio de la política, ya quisiéramos muchos para estos tiempos que sólo se considerara enemigos a los propios y adversarios a los que defienden ideas contrarias a las nuestras. Hoy en día todos somos enemigos y no se hacen prisioneros. Leer más “De enemigos y buenas personas. Por Carmen Álvarez”

LA VIDEOTECA DE ALEJANDRÍA. Por David Breijo ‏ @ArtanisD

“(…) una gran parte de la juventud (llámenlos millennials si quieren) no se interesan ni manifiestan curiosidad por nada realizado antes de los albores de este siglo. No se trata ya solo de la barrera del blanco y negro o de que no sepan abstraerse de planteamientos históricos, ambientales o actitudes reflejadas en una obra que les puedan resultar chocantes, pero que eran fruto de su tiempo”.

A comienzos de los 90 mantuve un cierto grado de amistad con un compañero de estudios del Audiovisual. Era más joven que yo y, además, todos en la Escuela de Imagen y Sonido de Galicia sabíamos de él que había pasado por algún serio bache de salud a edades más tempranas. Un día me confesó que en la antesala de una operación de la que podría no despertar, se las arregló para hacerse con una copia de la película “Al Rojo Vivo”. “Pensaba que, si iba a morir, quería marcharme habiendo visto esa obra maestra.”

Todos ustedes han visto ese film, con desenlace antológico, en el que el enloquecido gangster interpretado por James Cagney vuela por los aires en una refinería al grito de “Lo conseguí, Ma: la cima del mundo.” La referencia a Ma va dirigida al personaje de su madre, suya sombra pesa sobre el final en manera solo superada por el otro gran desenlace que todos hemos visto: “Psicosis”. Algo deben de tener las madres muertas y los grandes finales de películas.

Leer más “LA VIDEOTECA DE ALEJANDRÍA. Por David Breijo ‏ @ArtanisD”

ME DEBO A MI PÚBLICO: REPUTACIÓN, POSTUREO Y ARTISTEO DEL PERIODISMO (DE OPINIÓN) PATRIO. Por Hildy Johnson

me fío casi instintivamente de los que no tienen una reputación que mantener, aquellos que no van de nada. Entiendo que esto es prácticamente imposible o complicado teniendo en cuenta que, para empezar, son todos humanos y formar parte del firmamento mediático es un modo de emborracharse muy rápido…”.

Estos días pasados, previos y posteriores a las elecciones andaluzas, han sido estupendos para comprobar, una vez más, el nivel de televisión,  periódicos y radio. Y es que hay muchos periodistas, que podemos llamar estrellas  (y hay estrellas rojas, naranjas, azules, blancas y enanas, supergigas, etc.), que se deben a su público en el sentido que voy a relatarles: les puede su reputación (más bien su personaje); segundo, y consecuencia de lo anterior, el postureo les mata;  y, tercero, y  no en importancia, el artisteo es, a menudo, una tentación constante (y, para algunos, el ámbito natural donde nadan).

Leer más “ME DEBO A MI PÚBLICO: REPUTACIÓN, POSTUREO Y ARTISTEO DEL PERIODISMO (DE OPINIÓN) PATRIO. Por Hildy Johnson”

La extrema izquierda antisistema cuando pierde las elecciones. De la forma (trivial y risible), al fondo (preocupante). Por Rome Clay @BenjaminTyreen

Y ese insulto hacia los que no aceptan que les impongan sus ideas, lo que ellos “saben” que conviene, su totalitarismo en definitiva, es el estadio inferior y todavía “inofensivo”, porque la Historia (Stalin, Pol Pot, Castro, Kim Jong Un y otros héroes por el estilo) demuestra cuán fácilmente se pasa desde el desprecio, intelectual y social, al asesinato indiscriminado para reeducar a los “ignorantes”.

A nadie le gusta que ganen las elecciones sus rivales políticos. A nadie.

Es algo no sólo comprensible, sino coherente: Si asumes una opción política como buena y deseable porque crees (concedamos que de buena fe) que es la mejor para el bienestar de tus conciudadanos, y a la hora de votar esos mismos ciudadanos escogen mayoritariamente la opción contraria, resulta frustrante y decepcionante.

Esa decepción es normal, y a todos nos ha pasado (y, Dios mediante, nos seguirá pasando) muchas veces.

A partir de ello, es curioso examinar cómo algunos reaccionan públicamente ante los resultados electorales que no les favorecen, y la manera en que manifiestan su comprensible decepción.

Leer más “La extrema izquierda antisistema cuando pierde las elecciones. De la forma (trivial y risible), al fondo (preocupante). Por Rome Clay @BenjaminTyreen”

“Virgencita que me dejen como estoy”. Por Carmen Álvarez

 “A la espera de que Sánchez convoque elecciones y desaloje La  Moncloa, cosa que tendrán que hacer los bomberos supongo, esperamos de los que defienden España, lealtad y prudencia. El primer desafío es Andalucía. Que sepan que los observamos atentamente”.

 En estos últimos años absurdos que vive España, o más bien padece, algunos hemos arremetido contra la Constitución del 78 en el tema autonómico y, en mi caso, no me desdigo de nada.  Cada vez es más gente la que no cree que el estado de las autonomías haya sido positivo para estepaís. Basta mirar Cataluña o el País Vasco, para acreditar la máxima expresión -que no única- de un fracaso anunciado por pocas personas, por cierto, pero anunciado en su momento. Ahora, cualquier persona con un mínimo sentido común sabe que el nacionalismo es un monstruo insaciable, y cuánto más poder se le otorga, más demanda.

Desgraciadamente, hace falta aclarar y explicar que no estar de acuerdo con ciertos aspectos de la Constitución no te convierte en antisistema ni en fascista de forma automática. Y aquí hay un matiz fundamental a tener en cuenta, ¿qué grado de desacuerdo hay que tener con el marco jurídico fundamental para poder denominar a un partido anticonstitucionalista?

Leer más ““Virgencita que me dejen como estoy”. Por Carmen Álvarez”