Series: DERRY GIRLS – REGALO. Por @opicar

“Derry Girls” es una serie para olvidarse de las tristezas y de los sinsabores de nuestras vidas, es pura diversión, y eso hoy en día es de agradecer; pero, al mismo tiempo, su humor -aparentemente inocente- no lo es tanto, tiene ciertos componentes de humor negro que obligan a pensar al espectador.

Serie irlandesa que podéis visionar en Netflix, de tan solo seis capítulos de una escasa media hora de duración cada uno; disponible en versión original con subtítulos, responde al esquema de una comedia de situación y es realmente divertida y, por momentos, delirante.

La acción transcurre a mediados de los años noventa en una convulsa Irlanda del Norte como escenario. Nos presenta a un grupo de adolescentes de lo más peculiar que estudian en el mismo colegio católico y que, con unos perfiles perfectamente definidos, protagonizan una serie de gags realmente divertidos.

Leer más “Series: DERRY GIRLS – REGALO. Por @opicar”

Erótica de un proceso

Uno de los mejores escritores que conozco. Otro mundo. Si no siguen el blog de Carlos García-Mateo, están perdiendo el tiempo.
“Desde 1978, aproximadamente, había carne fresca a pedir de boca, o sea, un nuevo régimen, otras oportunidades. La pasión catalana, en todo caso, resultó desmedida. Un arranque tipo Richard Burton ante la lolita Sue Lyon”.
Lean.

Barcelonerías

Serán las primaverales fiebres, el indicio salado de sus rizos o porque, en palabras del bardo, “llevo tu luz y tu olor, por dondequiera que vaya”. Será lo que sea, pero estoy en la hipótesis de una conquista. Con gafas de colorines, pañuelos estampados de Jofré y dinero mediático. Evoco al galán: casa regia convertida en hotel, vajilla de la bisabuela recorriendo subastas y libros franquistas quemados. Se me ha aparecido el donjuán, invariable, en Via Veneto, con la indiferencia del potente hacia los adornos, mientras Javier Oliveira, maître, pelaba en el aire una voluptuosa naranja ensartada, elegante malabarismo.

Retrocedamos. En el principio, fue la seducción. Camisas viejas al pozo del olvido, pues al Generalísimo lo habían ya enterrado. Un poco alocados aquellos tiempos: evoco la operación Roca, suspiro por Cambó; como atrasar el reloj unos cuarenta años, antes del Frente Popular y el puñetazo de Bahamonde…

Ver la entrada original 630 palabras más

Pedro, impresionante documento. Por Carmen Álvarez.

El doctor, a medida que se explica, que se abre, que nos cuenta, que se da a conocer, se supera hasta llegar, en ciertos momentos, a un éxtasis sólo digno de Santa Teresa de Jesús (que para él sería Sor Ángela de la Cruz, pero da igual).

Reconozco que Manual de resistencia, el libro que ha perpetrado Irene Lozano al dictado del megalómano Sánchez, ha superado las expectativas más pesimistas que cualquier español con dos dedos de frente pudiera tener sobre la España actual.

Y es que, aunque no lo queramos creer, este panfleto y la aceptación que ha tenido en buena parte de nuestra sociedad, trasciende lo meramente cómico -que es muchísimo y glorioso- para llegar a lo dramático. Sí, lo dramático, porque hay muchísima gente que se lo ha tomado en serio. Eso es lo trágico. Leer más “Pedro, impresionante documento. Por Carmen Álvarez.”

Música: DYLAN. Por @opicar

Ser referencia intemporal en el arte está al alcance de muy pocos, es un milagro que solo se da en los genios y, sinceramente, creo que nadie sabe por qué se da, pero al igual que Dylan no quiero racionalizarlo, me conformo con escuchar al viejo Bob y sumergirme con frecuencia en la más bella canción que para mi gusto se ha escrito nunca, que no es otra que “Knock Knock Heavens Door”.

  El New York Times en el año 1979 recomendaba a sus lectores la actuación que Lola Flores iba a realizar en el mítico Madison Square Garden diciendo lo siguiente, “no canta bien, no baila bien, pero no se la pierdan”.

En el año 1941 en Duluth (Minesota) llegaba a este mundo “Robert Allen Zimmerman”, quien más tarde artísticamente sería “Bob Dylan”, he de reconocer que cada vez que pienso en él inevitablemente me viene a la memoria el comentario del New York Times acerca de Lola Flores. Leer más “Música: DYLAN. Por @opicar”

Holodomor: el genocidio comunista en Ucrania (1932-1933). Por Valentina Kobernyk @vkobernyk

Las medidas punitivas infringidas sobre estos pueblos incluían las siguientes: “bloquear la distribución de víveres y vaciar todo el inventario de las cooperativas y tiendas estatales, prohibición estricta de cualquier intercambio comercial entre las cooperativas y tiendas estatales y las granjas colectivas, tanto para granjeros colectivos como para campesinos independientes; cese de créditos y aceleración del cobro de deudas existentes y represión de todo elemento externo, hostil y contra revolucionario”.


Exterminio por hambre, eso significa Holodomor. Una de las masacres más crueles perpetradas en el siglo XX, de la que el mundo no supo casi nada hasta tiempo después de la caída de la URSS. Este crimen de estado se mantuvo en secreto y los pocos reporteros y diplomáticos que denunciaron lo que estaba ocurriendo, fueron ignorados o silenciados. Leer más “Holodomor: el genocidio comunista en Ucrania (1932-1933). Por Valentina Kobernyk @vkobernyk”

Memorias triestinas, colchón toledano.

Barcelonerías

Había yo cenado manitas de cerdo en salsa, regadas con un marqués riojano, y aquello tuvo sus consecuencias. Sobre el colchón, estos días tan de moda, volé hasta los años noventa. Mis años italianos. Así, el sueño personó al barman Walter Cusmich. Regentaba, en Trieste, el Malabar. Creo que todavía lo hace. El hombre vale una novela. De hecho, aparece en alguna. Enjuto, cabello rubio; vigoroso y noble. Se acostaba, no cada día, seducido por las magníficas botellas de su bodega. Y, cuando la temible bora aún no rugía entre las rocas blancas del Carso, echaba nuestro héroe la caña en el Adriático.

Alguna vez lo acompañé, temblando de frío pero bajo el abrigo del vino. A esas negras horas emergía en el plano horizonte la visión del imperio y sus hijastros. Sus fantasías sumergidas. De las brumas, un débil resplandor, el farolillo veneciano. Mi amigo y yo veíamos…

Ver la entrada original 238 palabras más

Relato: ROPA DE ENTRETIEMPO. Por Francisco Javier Sánchez Palomares @Pacurll

“Las arritmias anímicas provocan socavones en el calendario y exigen esfuerzos que descapitalizan la ilusión durante semanas, incrementan la factura de la licorería y acortan la vida del colchón”.


Me fijé en ella  una noche que no estaba borracho porque aún no había entrado al bar de Lou. Caminaba con desparpajo. Consiguió que mirase más allá del ala del sombrero por primera vez aquella semana. Vestía un abrigo de entretiempo de lana con los botones forrados que lo amarraban a su pecho durante el vaivén de tacones que hacía blandir las grandes solapas entre las ondas del cabello.

Lana Turner entró en el bar de Lou. Yo tardé unos minutos más, no quería que notase que ansiaba esquilmarle la humedad con la lengua.

—Buenas noches, Trevor, ya sé lo que me vas a preguntar.

Leer más “Relato: ROPA DE ENTRETIEMPO. Por Francisco Javier Sánchez Palomares @Pacurll”