NO ME RESIGNO

Mi blog se llama “No me resigno”. No es un título bonito, lo sé, pero es toda una declaración de intenciones. Quizá más que una intención es una realidad. No puedo resignarme a lo que no considero justo, a la sinrazón, a la manipulación, al yalohemosintentadotodo. Soy de las que pienso que habrá que intentar otra cosa. A la edad que tengo he aceptado que no siempre se gana, ni mucho menos. Pero sí he aprendido que toda batalla no dada está perdida de antemano. También creo que para estar en paz con uno mismo es necesario saber que has luchado y que para el que ha batallado es más fácil aceptar una derrota que para aquél que le ha quedado todo por hacer.

Reflexiono todo esto pensando en España. En Cataluña. Estamos a punto de perder una parte tan importante y esencial de la nación como lo puede ser Galicia, Andalucía, Valencia o Extremadura y estamos pasivos. Recuerdo cuando se celebró en Reino Unido el referéndum -legal- sobre la independencia de Escocia, cómo muchas personas de relevancia de la vida social del país se pronunciaron y dieron la cara por la unidad. Aquí estamos todos anestesiados. Me consta que muchos deportistas y artistas no hablan por no perder patrocinadores que, a su vez, no quieren ver comprometidas sus ventas. Mejor el silencio y mirar para otro lado. Triste nación la nuestra. Existe indignación, sí. Pero es una indignación desorganizada frente a un nacionalismo que, pese a sus luchas internas, se mueve como una apisonadora por una autopista.

Ése y no otro es nuestro problema: falta de organización, de acción conjunta. Digo nuestro, porque Cataluña es tan problema mío, madrileña, como de cualquier barcelonés o tarraconense. Y el que crea, fuera de Cataluña, que esto no va con él, no tiene ni idea de las consecuencias que para un país tiene que no se respeten las leyes.

Conozco muchos no nacionalistas catalanes que se enfrentan cada día y dan la cara ante la dictadura separatista. No están todos callados, ni mucho menos. Pero no tienen altavoz. No tienen acceso a los medios de comunicación, aunque esto no es lo peor. Creo que el mayor obstáculo que tienen es que, aún siendo millones, se sienten solos. Solos entre ellos. Sienten que luchan contra un muro de hormigón. Están cansados de resistir y les ha costado un precio muy alto.

Me atrevería a proponer a todas las asociaciones no independentistas que hay en Cataluña, que son muchas, unas grandes y otras pequeñas, que formen un bloque unido de manera urgente. Que coordinen una acción conjunta de manera colectiva y también individual en defensa de los derechos de estos ciudadanos. Por supuesto que no les llamarán de las televisiones catalanas ni de las radios, ni de la prensa, pero actualmente existen herramientas como internet con todas las redes sociales a su alcance que les permitirán acceder donde antes era imposible.

La unión hace la fuerza.

 

 

Consideraciones médicas y bioéticas sobre la esterilización de una joven autista. Texto del @Senor_Fernandez

   “Elia, la niña autista a la que extirparán el útero para que no enloquezca cada mes con la regla”.

   Con este aterciopelado titular, que tomo prestado por su elocuencia insuperable, presentaba El Español, recientemente, la noticia de que un juzgado de primera instancia de Tarrasa había autorizado la esterilización de una joven autista. Tal solicitud fue presentada por su madre con el objeto de evitar el exagerado sufrimiento menstrual que padecía su hija como consecuencia de algunas características conductuales propias de la enfermedad, singularmente exacerbadas en su caso. Una sentencia pionera, se dice. En España, lo es. Y una ocasión propicia para la controversia jurídica, filosófica, médica, bioética, etc. La sentencia da lugar, por ejemplo, a múltiples consideraciones sobre su trasfondo moral, el modo en que se han tutelado los derechos individuales de la principal afectada y quién es el verdadero beneficiario de la misma. Debates propios de otro contexto, profundidad y extensión. Sobre los aspectos médicos y bioéticos, sin embargo, por concernirme más, puedo atreverme a enunciar aquí algunas de mis dudas y objeciones. Leer más “Consideraciones médicas y bioéticas sobre la esterilización de una joven autista. Texto del @Senor_Fernandez”