Querida guerra civil. Por Carlos García-Mateo @barcelonerías

Instante de la profundidad. El río de palabras que arrastra la
consuetudinaria conversación. Aguas profundas, oscuras, flujo de todos los olores, pasiones, miedos, enmarañamientos históricos. Así, los españoles cuando nos ponemos estupendos, como suele decirse, en realidad nos ponemos barrocos. Cumplimos esa misión en el mundo.

Sucede en ocasiones. Entablamos conversación, el tiempo, la última película, libro o divorcio. Un ejercicio civilizado. Los minutos en que el clasicismo se deleita. Un intercambio de palabras muy antiguo, entiendo. Mas, de pronto, florece el tipo de sentencia ambiental: si continúan las cosas así, ¡la que nos espera! Traducido al barroco que no abandonamos: nosotros, nacidos reyes, y este infamante reino.

Leer más “Querida guerra civil. Por Carlos García-Mateo @barcelonerías”

Mi charla con Josep María Franças sobre el 8M 2019.

“Ahora todo se mueve o se pretende encajar en bloques: hombres contra mujeres, mujeres llamadas abejas reina contra pseudofeministas, izquierda contra derecha. Todo parece irreconciliable, quien lleva la batuta es la izquierda y casi toda la derecha obedece mansamente hasta hace poco”.

http://www.noentiendonada.es/carmen-alvarez-vela-cav_carmen-la-huelga-del-dia-8-es-un-absurdo-y-una-locura-muy-rentable-a-nivel-electoral/

Por esto voy a Alsasua. Por Miguel Cornejo @miguelcornejoSE

Una semana  después del acto realizado en  Alsasua en homenaje y defensa de la Guardia  Civil, reproducimos el artículo de  Miguel Cornejo porque, como dice el autor, “Los pistoleros ya no están. Va siendo hora de salir de la jaula”. Este acto es otra consecuencia  del despertar que se va produciendo en  España que va saliendo de su aldea autónoma y descubriendo que también es de su incumbencia y responsabilidad lo que ocurre en otras zonas  de la nación.

Es hora de viajar por  España, es  hora de ser solidarios con  los españoles reprimidos y maltratados  contra aquellos  que no les dejan vivir en  libertad y no  mirar para otro lado. Gracias a todos los que estuvisteis. ¿Seguimos?

Carmen Álvarez Vela

POR ESO VOY A ALSASUA

(Este artículo se publicó originalmente el 3 de Noviembre 2018 en 4uPress, http://4upress.com/por-esto-voy-a-alsasua/3655).

Desde que se anunció la visita de España Ciudadana a Alsasua en homenaje y defensa de la Guardia Civil, he escuchado todo tipo de reacciones. Desde el que quería que montásemos el banderín de enganche y movilizáramos autobuses, a los que piensan que es un ataque a gente inocente, pasando por los que lo sienten como una provocación imprudente aunque apoyen las ideas que defiende. Y me quedo con la impresión de que hay más que explicar.
Leer más “Por esto voy a Alsasua. Por Miguel Cornejo @miguelcornejoSE”

Liderazgo femenino y otras excusas. Por Carmen Álvarez. Artículo publicado en @elasterisco

“Yo soy feminista. Cualquier persona normal es feminista, entendiendo el término tal y como lo define la RAE: movimiento que exige para las mujeres iguales derechos que para los hombres. Derechos iguales, obligaciones iguales, igualdad plena ante la ley. De tal forma que cualquier conculcación del derecho de una mujer sea susceptible de ser llevado a los tribunales y tratado de la misma manera que si se tratara de un hombre. Doy gracias mil a todas aquellas feministas que nos precedieron para que hoy en día esto sea una realidad. Ha sido un larguísimo camino. Pero, en España, ya somos iguales ante la ley -con algunas excepciones terribles que obvian la presunción de inocencia para los hombres, pero ése es otro tema- y éste era el objetivo”.

https://t.co/90pkXT1qU7

Jarabe demócratico. Por MP @capicua_Mca

“No es la casa lo que nos molesta (bueno, el baño con forma de coco nos disturba un poco). Es el engaño, la demagogia populista, el discurso de odio, la desfachatez de exigir lo que ellos no dan: respeto”.

Queridos votantes y simpatizantes de Podemos, viendo vuestro enfado por las críticas suscitadas por la compra de una propiedad de alto_standing por parte del proyecto familiar Montero_Iglesias, os quiero tranquilizar.

Nosotros, los demócratas liberales (por vosotros bautizados como los capitalistas opresores), apoyamos sin resquicio alguno el derecho de cualquier persona a gestionar su dinero, sus bienes y su patrimonio. De hecho, pensamos que la “gente”, toda la gente, tiene derecho a progresar y a disfrutar de los frutos de su trabajo sin que nadie pueda atacarle por ello, expropiárselos o acosarles en modo alguno. Creemos en la propiedad privada, en el derecho a la intimidad y en el derecho a criar a los hijos en un entorno seguro y feliz.

Por lo tanto, deseamos lo mejor a Pabla e Irena por la compra de una vivienda digna y les felicitamos por su proyecto familiar. Lo que para nosotros, “la casta casposa” viene siendo la  familia de toda la vida, vaya.

Dicho esto, creo que la sociedad (eso os incluye a vosotros y vosotras) debe pedir un mínimo de coherencia y, como no, reciprocidad a los líderes de Podemos.

Exigimos que pidan disculpas públicas a De Guindos, por decir que no era apto para ser ministro por adquirir una vivienda de 600.000€.

Exigimos que pidan disculpas a los políticos a los que suministraron “jarabe democrático” (nosotros lo llamamos acoso e intimidación), rodeando sus casas y a sus hijos.

Exigimos que pidan disculpas a los de “arriba” por insultarlos y llamarlos privilegiados, sobre todo ahora que ellos han subido ese escalón, dejando “abajo” a muchos ingenuos que tragaron extasiados su discurso de igualdad.

No es la casa lo que nos molesta (bueno, el baño con forma de coco nos disturba un poco). Es el engaño, la demagogia populista, el discurso de odio, la desfachatez de exigir lo que ellos no dan: respeto.

¡Ah! Y si son tan amables de indicarnos cómo pasar de vivir en una vivienda en Vallecas a una vivienda de lujo en la sierra y cómo conseguir un crédito bancario con tan buenas condiciones, mejor que mejor.

A todos nos apetece progresar.

No, Ada, no. Por Carmen Álvarez

“Evitar el enfrentamiento dialéctico, eludir la discusión, querer salvar la cara ante los progres, nos ha salido muy caro. El imbécil, como el  niño, cuando lo dejas a su aire, se crece y se llega a creer que tiene el mando, hasta que finalmente lo tiene”.

Tengo la sensación de que cada día tengo la lengua más larga y la falda más corta, como la ex de Sabina. Será la edad, será el cambio climático, será la exacerbación de los nacionalismos periféricos, será la partitocracia. Sea lo que sea, puedo asegurar que el nuevo feminismo no ha tenido nada que ver en esta liberación particular. La cuestión es que cada vez me importa menos decir lo que pienso; y voy más allá, me parece hasta necesario y liberador hacerlo.

En cuanto a la falda corta, es más una expresión que otra cosa, pero también una actitud. Siempre la he llevado corta y la seguiré llevando mientras las piernas lo permitan.

Lo que antes decía con cierto pudor, todo aquello que por ser contracorriente callaba o reducía en intensidad expresiva, como un dejando caer mi rareza, ahora lo digo sin ningún complejo.

Siendo cierto que la edad ayuda a ver la vida de otra manera y que la autoestima se refuerza, hay algo más que me impele, me impulsa, me empuja a decir cada día con más vehemencia y convencimiento lo que pienso acerca de lo que me rodea.
Leer más “No, Ada, no. Por Carmen Álvarez”

Servicio público profesional. Por @BenjaminTyreen

No pido a los servidores públicos simpatía, ni tan siquiera que sean buenas personas, allá cada cual en su casa. Pero sí puedo exigirles que sean lo suficientemente profesionales para, al menos, disimular sus movidas durante su jornada laboral, más aún si la falta de profesionalidad afecta a cuestión trascendente como es la imagen de la Jefatura del Estado en unos momentos bastante chungos “al respective”.

Tuve la oportunidad, en una ocasión, de ser recibido en la Zarzuela (junto con otros muchos más, que solo no doy yo para tanto) por los entonces príncipes y hoy reyes de España, una audiencia de esas más o menos multitudinarias (unas veinte personas) en las que, tras el saludo y la foto, los anfitriones mantienen un diálogo protocolario con los asistentes, nada natural, por supuesto, que los primeros no tienen por qué saber de cualquier tema, y se nota que alguien les prepara para cada ocasión la documentación o información necesaria para, al menos, que parezca que saben de lo que hablan. Y eso está bien, es normal, e incluso de agradecer para quienes llegamos de visita.
Leer más “Servicio público profesional. Por @BenjaminTyreen”