La Generalidad prostituida. Por Antonio Jaumandreu @Ajaumandreu

“Yo los palacios asalté, yo a las cloacas bajé, los reglamentos escarnecí, las leyes violenté, los usos democráticos ignoré, y en todas partes dejé recuerdo amargo de mí, podrían decir los separatistas si Don Juan Tenorio no les produjese excesivo rechazo…”

Por si algunos no lo saben, la Generalidad de Cataluña no es solo el gobierno de dicha comunidad autónoma. Es por así decirlo toda la estructura política y administrativa de la autonomía catalana. Si Cataluña fuera un estado independiente, ese “Estado” se llamaría Generalidad de Cataluña. En otras palabras: el parlamento catalán también forma parte de la Generalidad.

Quizá alguien albergaba la esperanza ingenua de que el golpe de estado contra la democracia constitucional española urdido por los separatistas catalanes y con tantas terminales mediáticas y políticas fuera de Cataluña hubiese concluido con la aplicación del 155. Nada más lejos de la realidad. Ni por un momento los golpistas han cejado en su empeño, y lamentablemente las elecciones de diciembre pasado les dieron un renovado soporte electoral. Lo cual por cierto, y conviene recordarlo, ni convalida la ilegalidad de lo actuado ni puede servir de eximente, ni siquiera de atenuante, para los gravísimos delitos cometidos.
Leer más “La Generalidad prostituida. Por Antonio Jaumandreu @Ajaumandreu”

¿Sociedad Civil Catalana en Madrid? Por Antonio Jaumandreu @Ajaumandreu

“…es necesario, perentorio, que primero la capital de España y luego el resto del territorio conozcan de primera mano qué ha pasado, que está pasando y qué va a pasar en Cataluña”.

Societat Civil Catalana (SCC) presenta el próximo sábado su agrupación madrileña, la primera que se constituye formalmente fuera de los límites de la comunidad autónoma catalana, aunque haya otras que están en trámite de hacerlo.

Lo hará en el transcurso de un acto que oscilará entre lo político y lo festivo que se celebrará en los Jardines del Descubrimiento, al pie de la gran bandera española que preside la Plaza de Colón.
Leer más “¿Sociedad Civil Catalana en Madrid? Por Antonio Jaumandreu @Ajaumandreu”

La burla como antídoto. Por Antonio Jaumandreu @Ajaumandreu

“El proceso muere entre carcajadas. Pero estemos alerta, porque como todavía manejan el presupuesto y los medios de comunicación no hay duda de que volverán a las andadas. Y entonces puede que lloremos todos. Ellos y nosotros”.

Nada hay más letal para un proceso que se pretende épico, heroico, histórico y hasta glorioso, que el ridículo y la burla.

En este sentido, el tristemente famoso “procès” puede darse por muerto, sin perjuicio de que las corrientes subterráneas puedan hacerlo aflorar de nuevo en cualquier momento.

La manifestación de ayer en Barcelona reivindicando una imaginaria Tabarnia como nueva comunidad autónoma española si Cataluña consigue la independencia fue un magnífico compendio del cachondeo y el desparpajo con el que el llamado (con rabia y odio) unionismo se toma a los separatistas. Simple y llanamente les han, les hemos perdido el respeto. Iba a decir el miedo, pero eso hace ya tiempo que lo enterramos. Leer más “La burla como antídoto. Por Antonio Jaumandreu @Ajaumandreu”

Adoctrinamiento y símbolos nacionalistas en Navarra. Por Miguel Cornejo @MiguelCornejoSE

“El uso de idioma vasco, vascuence o euskera, es otra herramienta en esa batalla. Los nacionalistas presentan ese idioma como parte esencial, definitoria de Navarra, cuando de hecho no lo conoce ni el 20% de la población y lo emplea a diario mucho menos.”

Navarra es un rincón de España con exceso de historia. Una historia que parte de la visita de Pompeyo, fundador mítico de Pamplona, y sobre la que casi nadie se pone completamente de acuerdo. Porque Navarra siempre ha sido un mosaico, antes de convertirse en reino y también después, y las piezas de ese mosaico han intentado imponer su visión a las demás. Hace poco más de setecientos años Pamplona era todavía tres “burgos” irreconciliables, entre vascones, romances y francos, capaces de usar ejércitos extranjeros para exterminarse unos a otros[1].

Navarra dejó de ser el principal reino de España cuando sus propios hermanos despeñaron a Sancho el de Peñalén. El fin de Navarra como reino independiente se debe más a las divisiones entre los navarros (entre otras cosas por religión) que a la ambición del Rey Católico. Sea por una razón o por otra, es una región que siempre ha sido “tierra de contrastes”.

Una parte de Navarra (la montaña sobre todo) conserva la lengua vasca, en varios dialectos diferentes. Una parte de Navarra, de hecho, se siente vasca. Algo que, hasta que llegó Sabino Arana, no sólo no era incompatible sino que iba completamente unido a sentirse navarro y español. Pero gracias a sus seguidores, eso está cambiando.

Disolución y sustitución

Quizá como consecuencia de su historia de mosaico conflictivo, las diferentes partes de Navarra tienen tradicionalmente mucho apego a una serie de símbolos comunes. Navarra tiene una identidad muy marcada, un sentimiento de comunidad diferente que es sorprendentemente importante para muchos navarros. En el centro de esa identidad están símbolos históricos como la bandera roja con sus cadenas y corona (usada al menos desde el Siglo XV), los Fueros o “ley vieja” (hoy compatibles con la Constitución), y algunos lugares y tradiciones.

El ataque de los nacionalistas vascos a la identidad diferenciada navarra tiene al menos dos frentes. Por un lado, debilitan las diferencias e intentan convertir “lo navarro” en una parte de “lo vasco”. Por otro, cuestionan las señas propias antiguas para romper su universalidad.

Un ejemplo claro de disolución es el juego de mapas y nombres. Desde la televisión pública vasca se ha tratado Navarra como parte de la CAV desde hace años, incluyéndola en sus mapas del tiempo, cubriendo sus fiestas, y en general transmitiendo a la audiencia que Navarra no es una entidad diferenciada. Una audiencia que ha incluído, siempre que han podido, a Navarra.

Esa actitud es consciente y oficial. Son notorias las declaraciones de la consejera vasca Tapia en Pamplona, hablando de la ciudad como “la cuarta capital vasca”[2] y reiterándose con el apoyo de la presidenta de la Comunidad Foral.

La asimilación de la historia navarra con la historia vasca es otro caballo de batalla. Si bien las provincias vascas pasaron del viejo Reyno a Castilla en 1207 (León no se unió hasta 1230), las instituciones vascas confunden deliberadamente unas cosas con otras e ignoran los siglos de evolución separada, fuera y dentro de España.

El uso de idioma vasco, vascuence o euskera, es otra herramienta en esa batalla. Los nacionalistas presentan ese idioma como parte esencial, definitoria de Navarra, cuando de hecho no lo conoce ni el 20% de la población y lo emplea a diario mucho menos. Del mismo modo que se usó el euskera batúa para integrar Alava, se pretende usar como herramienta de asimilación entre vascos y navarros, extendiendo su uso con todos los medios a su alcance (favoreciendo a los hablantes en las convocatorias de empleo público, extendiendo la “cooficialidad” del idioma a zonas donde no lo habla absolutamente nadie, financiando su aprendizaje cuando no haciéndolo imprescindible en la práctica).

Hasta en el Congreso, el PNV se arroga continuamente la representación de vascos y de navarros, y se permite negociar las condiciones de renovación de los acuerdos de financiación autonómica para ambas regiones.

Las maniobras de sustitución son igual de serias. Afectan a tradiciones tanto como a símbolos, y crecen cada año. El efecto neto es romper la universalidad de los símbolos propios de los navarros.

La más notoria es probablemente la guerra de banderas por la que los nacionalistas vascos pretenden normalizar la presencia de la “ikurriña” (inventada por Sabino Arana como símbolo del PNV y adoptada como bandera de la CAV) en edificios oficiales, junto a la de Navarra o incluso en sustitución de ésta. La Ley de Símbolos de Navarra fue derogada por el actual gobierno abertzale para facilitar estos intentos, que se repiten en Ayuntamientos con mayorías “alternativas” cada temporada de fiestas[3]. El hecho de que sigan siendo ilegales sólo supone que los Ayuntamientos acaban, además, pagando multas y costas.

Pero no es la única. Otra herramienta de la izquierda abertzale es la “reinvención” de símbolos tradicionales, apropiándose de ellos como herramienta partidista, o intentando popularizar una versión propia de la bandera de Navarra sin corona y con las cadenas del escudo en una posición muy asimilada a las cruces de la ikurriña.

Para Navarra, la figura del Príncipe de Viana es importante. Los premios que llevan su nombre vienen siendo entregados sin que se invite a la familia real desde que gobierna la presidenta Barkos, que asume las funciones de máxima autoridad, cortando así simbólicamente la relación del título y de Navarra con la familia real española.

El sistema educativo y el adoctrinamiento

La difusión en los colegios de narrativas no ajustadas a la realidad institucional o la historia viene de lejos en Navarra, y se está agravando.

La raíz es probablemente el pacto tácito entre regionalistas y nacionalistas por el que se permitió, hace ya décadas, que se establecieran “ikastolas” o colegios concertados en los que el euskera batúa es lengua vehicular, y el programa educativo está muy poco supervisado. Aunque muchos de estos centros son ejemplares, con demasiada frecuencia la selección del profesorado por afinidad cultural desemboca en posiciones nacionalistas.

La extensión de la educación en euskera a la educación pública con el “modelo D” dio lugar a cosas peores. En 2013, 1 de cada 4 profesores de este modelo en Navarra tenían alguna relación con el entorno etarra[4]. En 2017 el último intento de reflotar ETA partió de un profesor de colegio navarro[5]. Esto tiene sus consecuencias, de uno de esos colegios salió el 20 % de los etarras detenidos[6].

A día de hoy no es extraño ver carteles reivindicativos nacionalistas en centros educativos públicos navarros[7]. No es extraño que se “normalice” algo como Bildu cuando sus simpatizantes marcan la agenda educativa[8].

Sin llegar a la radicalización, el adoctrinamiento campa a sus anchas. Tanto por lo que transmiten los profesores como por lo que reflejan los libros de texto, en los que se desarrolla todo lo que hablábamos en el capítulo anterior. Se diluye la identidad navarra en la vasca, y se pretende identificar lo vasco con toda Navarra. Se falsea la historia y los mapas. Principalmente en los colegios de modelo D y las ikastolas concertadas, pero también en otros centros.

Y desde hace también muchas legislaturas, esto se sabe en el Gobierno Foral. Un gobierno que (hasta que llegó el actual) han pilotado regionalistas y socialistas desde la Transición, pero que nunca ha plantado cara al abuso educativo. Cuentan, y me lo creo por la persona que lo cuenta, que casi con cada gobierno se elabora un informe actualizado sobre el problema de adoctrinamiento escolar. Y con cada gobierno, ese informe vuelve a Educación y se guarda en el mismo cajón. Es de imaginar que el gobierno actual no lo ha encargado.

La batalla fundamental del gobierno abertzale actual es extender el uso del euskera en la administración pública y difundir el modelo educativo D. Y no es extraño. Como ilustraba @urnavarra, la crisis de los partidos tradicional y el éxito de las maniobras de asimilación han permitido a los partidos abertzales sustituir a los constitucionalistas en buena parte de la Comunidad Foral[9] . Un cambio que puede costar revertir si no se planta cara al adoctrinamiento escolar y a la auténtica “guerra cultural” de los nacionalistas vascos contra las señas de identidad y la historia de Navarra y de España. Algo que los partidos que han gobernado Navarra hasta ahora no han sabido hacer.

[1] (https://es.wikipedia.org/wiki/Burgos_de_Pamplona#Relaciones_entre_los_Burgos).

[2] http://www.diariodenavarra.es/ noticias/navarra/2018/01/10/indignacion-con-consejera-vasca-tapia-por-referirse-pamplonacomo-capital-vasca-570752-300.html).

[3] http://www.abc.es/san-fermin/abci-sanfermines-2017-bildu-desplazabandera-pamplona-para-colocar-quinto-mastil-vacio-chupinazo-201707061035_noticia.html).

[4] 2013/11/24/52917a5b0ab74072068b4589.html)

[5] http://navarra.elespanol.com/articulo/tribunales/sanchezagurruza-ibil-eta-profesor/20171022101748148738.html

[6] (www.navarraconfidencial.com/2013/11/28/profesor-de-dia-terrorista-de-noche/comment-page-1/)

[7] (https://www.navarraconfidencial.com/2017/11/20/galeria-el-adoctrinamiento-politico-en-loscolegios-navarros-es-innegable/ )

[8] ( http://navarra.elespanol.com/articulo/politica/upnlibro-instituto-lekaroz-aroztegia/20180114124101164941.html).

[9] ( http://www.urnavarra.org/2017/08/geografia-de-un-cambio-politicosoberanismo-y-constitucionalismo-en-navarra/)

Los desarraigados. Por Josep Danon @DanonJosep

“… si eres de Cornellá no eres catalán de los buenos, no eres “pata negra, puedes ser un sucedáneo, un apéndice molesto, pero ser catalán está reservado a los ortodoxos, a los que son “cosher”, a los que cumplen los mandamientos. Ser de Cornellá para Piqué es una tara”.

En el mundo del fútbol, lo que menos debe extrañar a nadie es como cada jugador pueda celebrar sus goles o los de sus compañeros.

Se ha visto  de todo. Desde  saltos, piruetas y gestos de todo tipo,   hasta coreografías, alegorías, o escenificaciones individuales y colectivas.

No debe resultar ofensivo, por consiguiente, una explosión de alegría, una muestra de euforia, o incluso, una reivindicación de respeto. En ese contexto, pedir silencio a la grada debiera ser un gesto que, aunque nada agradable,  pasaría desapercibido en la mayoría de las ocasiones.
Leer más “Los desarraigados. Por Josep Danon @DanonJosep”

Los nacionalismos no sonríen. Por MP @capicua_Mca

“… como mallorquina que se siente amenazada por una gente que insiste en anexionarme sin mi permiso a unos países inventados, me niego a cederles el paso”.

Posiblemente, respecto al tema catalán, lo hayamos visto todo. Es de tal calibre la enajenación colectiva en Cataluña y el circo que han montado que, si no fuese por las nefastas consecuencias económicas  y de ruptura social que está trayendo, sería para reír (a pesar de la vergüenza ajena, que es mucha). Pero no. No podemos reír la ocurrencias de dos millones de personas que, parapetadas tras su eterno victimismo, imponen su ideología nefasta. Ahora que van cayendo las caretas, vislumbramos  “un sol poble”  supremacista, genéticamente superior, tirano, opresor y lleno de odio, que pretende borrar del mapa los derechos democráticos de  los catalanes y del resto de españoles. Y es que, señores míos, los nacionalismos pueden venir más o menos maquillados pero siempre son exactamente lo que son, movimientos totalitarios. Sabemos, aunque algunos prefieran ignorarlo, lo que son los nacionalismos por nuestra historia reciente. En España, sin ir más lejos, nos ha dejado casi mil muertos a manos de unos asesinos que decidieron que matar era más efectivo que hacer una revolución de “somriures”.

Soy pesimista sobre el tema catalán pero, como mallorquina que se siente amenazada por una gente que insiste en anexionarme sin mi permiso a unos países inventados, me niego a cederles el paso. Porque ellos avanzan sobre Baleares y Valencia, siempre de la mano de partidos de izquierdas en los que encuentran apoyo. Se meten en en nuestras instituciones, en nuestras escuelas y nuestras universidades, adoctrinan a nuestros hijos, esparciendo su ponzoña. Niegan nuestra lengua y nuestras costumbres imponiendo las suyas que, por supuesto, son superiores. Ellos no descansan, no desfallecen. Mientras, nosotros vivimos en una falsa calma, creyéndonos inmunes y protegidos, como si todo esto no fuese a ir a más. Y el nacionalismo, si no se ataja, siempre crece. Crece hasta que ya es imposible pararlo. Por lo menos, pacíficamente.

No veo una solución a corto plazo porque no veo voluntad política de poner fin a este delirio nacionalista que avanza no solo en Cataluña sino en muchos rincones de nuestra geografía.

No hay valientes ya en política.

El Coyote y el Correcaminos. Por Antonio Jaumandreu @Ajaumandreu

“… no es lo mismo el estado de derecho que un payaso. Y debería impedirse que el fugitivo siga sembrando cizaña por Europa no solo impunemente, sino cobrando el sueldo de parlamentario que le pagamos todos”.

Me entristece el espectáculo de un magistrado del Supremo jugando al gato y al ratón con un prófugo de la justicia. Entiendo que probablemente el juez ha actuado con inteligencia de cara a dos objetivos: conseguir que Puigdemont pueda seguir siendo juzgado por todos los delitos que le imputa, y no solo por aquellos que un país extranjero pueda encontrar en su código penal, e impedir que una detención precipitada (que no evitaría la cuestión que acabo de citar) permita además al prófugo delegar su derecho de voto activo y quién sabe si el pasivo, es decir, ser elegido. Leer más “El Coyote y el Correcaminos. Por Antonio Jaumandreu @Ajaumandreu”

Yo fui catalán. Por Antonio Jaumandreu @Ajaumandreu

Ha llegado a convencerse (el catalán), contra toda evidencia, de que es el mejor pueblo del mundo”.

 

Igual que fui joven o tuve pelo, fui catalán. En esos tiempos que ahora parecen tan remotos, ser catalán era sinónimo de seriedad, laboriosidad, formalidad, cultura, modernidad, cosmopolitismo, libertad… No voy a entrar ahora en la enojosa tarea de determinar si esas virtudes se correspondían con la realidad, porque lo cierto es que durante mucho tiempo toda España se rendía sin resistencia a “lo catalán”, curiosa condición que prácticamente eximía de cualquier actividad probatoria. Una magnífica tarjeta de presentación, aunque ahora algunos quieran hacernos creer que España nos ha despreciado, humillado, ninguneado secularmente. Falso de toda falsedad. Pero es que en Cataluña llevamos décadas viviendo en y de la mentira. No vale la pena insistir en ello. Leer más “Yo fui catalán. Por Antonio Jaumandreu @Ajaumandreu”

Apunte sobre Tabarnia. Por Iván Vélez ( @IvanVelez72 )

La internacionalización del conflicto. Décadas después de su puesta en marcha, el proceso de mutilación y robo de una parte española al resto de compatriotas, ha alcanzado sus últimos objetivos propagandísticos. En efecto, el martes 16 de enero de 2018, Albert Boadella será investido presidente, en el exilio madrileño y previsiblemente a través de telepantallas, de la imaginaria Comunidad Autónoma de Tabarnia, adelantándose a la toma de posesión de Carles Puigdemont, una vez haya sido retorcido convenientemente el reglamento de una cámara regional en la que sus más fanatizados seguidores ven el hemiciclo de una república. Leer más “Apunte sobre Tabarnia. Por Iván Vélez ( @IvanVelez72 )”

TRADUCTOR INDEPE-ESPAÑOL. Por Don Leoncio Toledano @LeoncioDon

“… los indepes son expertos en los eufemismos, en retorcer, manipular, el lenguaje, en la post-verdad, vamos en la mentira a secas. Podéis hacer vuestras aportaciones, el campo es inmenso”. Leoncio Toledano

Esta mañana Cristian Campos (@crpandemonium) expresaba en un tuit su estupor por el hecho de que Don Leoncio Toledano (@LeoncioDon), autor del hilo que con su permiso reproducimos, no tuviera  miles de seguidores. Efectivamente, es incomprensible. En este blog hemos procurado seguir y analizar el prusés –  sí, lo escribiré mal hasta que acabe – en todos sus aspectos y derivadas. Pero el asunto del lenguaje no se había tocado. Afortunadamente, puestos en contacto con Don Leoncio nos ha autorizado a transcribir el hilo que ha colgado en Twitter. No tiene desperdicio. Cada epígrafe daría lugar a un artículo. Juzguen ustedes:

1) España nos roba = 3%
2) El Pueblo Catalán = 48%
3) Exilio = Fuga
4) Presos políticos = Políticos presos
5) Puigdemont = Cobarde
6) Rufián = Nini
7) Señoría no exagere = Atentado yihadista
8) Mossos = Mossos Amorosos
9) Trapero = Tejero
10) TV3 = NODO
Leer más “TRADUCTOR INDEPE-ESPAÑOL. Por Don Leoncio Toledano @LeoncioDon”