Calvo, ni Pixie ni Dixie. Por Carmen Álvarez.

Reconozco que Carmen Calvo ha pasado de producirme una sonrisa condescendiente a preocuparme de forma alarmante. Me partí de la risa con Pixie y Dixie, me despiporré yo sola cuando dijo que el dinero público no es de nadie; cuando desdobló a Sánchez en su persona y la del presidente del Gobierno lloré, me dije: caramba, la cantidad de recursos que tiene la buena mujer parar metérnosla doblada. Estas cosas son las que mi amiga María Durán (@mariaduran1987) denomina ataques de carmencalvismo. Pero en los últimos tiempos empieza a darme miedieto, tiene un no sé qué que ha dejado de divertirme.

Su rictus se acentúa por momentos, su tono es duro, seco y cortante y mucho me temo que Carmen no va de broma. Calvo ya no hace declaraciones, dicta comportamientos. No tome usted sus ocurrencias como tales, asúmalas como normas a seguir. Ella, en nombre del PSOE y la izquierda patria, indica lo que debe preocuparnos, lo que está bien y lo que está mal, quién es bueno y quiénes somos malos. La vicepresidente -que no me contestaría si no le llamo vicepresidenta- está superando a la serrana pareja, Iglesias-Montero, muy a su pesar, como faro luminoso de la izquierda que indica el camino a seguir. Su misión es señalar a aquellos individuos e individuas rebeldes que pensamos por nuestra cuenta. Qué buena inquisidora hubiera sido.La vice calló el otro día de un plumazo, en la reunión sobre Igualdad -con mayúscula- del PSOE, a los otrora mandones y lenguaraces barones socialistas, señores muy importantes con capacidad de poner y quitar rey, y les dio agenda de pensamiento, de intenciones y de declaraciones. No me vengan ustedes a dar el turre con el IVA; ustedes, los dos ahí, Page y Vara, no pregunten tanto por la mesa de diálogo ni por Ábalos y Delcy, hagan el favor de no ser mentecatos, que eso no importa a nadie en estepaís, aquí estamos para hacer política importante, POLÍTICA CON MAYÚSCULAS. Nosotras, a partir de ahora, nos ocupamos de “lo humano y la humanidad”, “donde ha estado residenciado” el ADN socialista, que es el “Estado del bienestar”. ¿Estamos? Y lo que es humano y humanidad lo defino yo, nada de pensar, que para eso estoy yo. Y si no lo han entendido, dejen ustedes el carné del partido en recepción.
Lo que importa es “la manera de nacer, la interrupción voluntaria del embarazo, que es la libertad de cada una de nosotras para hacer nuestra agenda, la protección de nuestros menores como un valor superior de la Constitución, muy por encima de los egoísmos de nadie, incluidos sus propios progenitores”.
(Así, en pack, el gobierno dicta cómo se nace, cómo se aborta y, a la vez, es capaz de proteger al menor -si llega a nacer- del egoísmo de sus padres mediante su expropiación a favor del Estado que sabe lo que le conviene.  En el entendido, por supuesto, de que los menores de Baleares no deben ser lo bastante humanos como para que ella se ocupe de ello, para que se abra una comisión de investigación, o ruede una cabeza de la administración que su partido preside en las islas. Como dijo su socia de gobierno en Baleares, Fina Santiago, estas cosas puedan pasar. Así que, si pasa, se le saluda).

Seguimos con la reunión, “Venezuela no importa a nadie”, sólo a los cuatro fachas de Ciudadanos, Partido Popular y Vox que están todo el día dando por saco con el tema. ¿Vale? Así que nada de “debates estériles” que es lo que quiere esa panda de “negacionistas del clima, de la violencia de género y del feminismo”. Qué oro ni qué oro. Nosotros estamos al “humanismo, socialismo y feminismo”. Ya me dirán ustedes qué tiene que ver el humanismo con la preocupación por Venezuela: nada de nada. Y el inicial internacionalismo socialista, tampoco. Concentración, señores, “nosotros haremos política aquí”. Y en caso de conflicto entre el humanismo y el socialismo, siempre, siempre, primará la general del derecho, que es el feminismo que sólo NOSOTRAS representamos (bonitas). Que parece que hay explicarlo todo. Y si lo tengo que repetir, lo repito cuantas veces sean necesarias para que ustedes lo entiendan.

Y para terminar, se me concentran todos y todas en el 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, y a llenar las calles de mujeres cabreadas contra Vox. Sí, este año lo dedicamos a Vox. ¿Que qué han hecho ahora? ¡Existir! ¿les parece poco?

Si no tenemos motivos para temer, ya me dirán.

Autor: carmenalvarezvela

Abrí este blog para hablar de España y conforme ha pasado el tiempo, algunos amigos mucho más cualificados que yo colaboran para expresar nuestra común preocupación por los males que nos aquejan como nación. Otros participan escribiendo sobre música, cine, literatura, historia ... Debería cambiar el nombre del blog, "No me resigno", como mínimo por "No nos resignamos", ya veremos. Mi amigo Emmanuel M. Alcocer me dijo una vez que el peor error es el error de perderlo todo por no haber hecho nada. Pues ahí estamos, intentando hacer algo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s