La extrema izquierda antisistema cuando pierde las elecciones. De la forma (trivial y risible), al fondo (preocupante). Por Rome Clay @BenjaminTyreen

Y ese insulto hacia los que no aceptan que les impongan sus ideas, lo que ellos “saben” que conviene, su totalitarismo en definitiva, es el estadio inferior y todavía “inofensivo”, porque la Historia (Stalin, Pol Pot, Castro, Kim Jong Un y otros héroes por el estilo) demuestra cuán fácilmente se pasa desde el desprecio, intelectual y social, al asesinato indiscriminado para reeducar a los “ignorantes”.

 

A nadie le gusta que ganen las elecciones sus rivales políticos. A nadie.

Es algo no sólo comprensible, sino coherente: Si asumes una opción política como buena y deseable porque crees (concedamos que de buena fe) que es la mejor para el bienestar de tus conciudadanos, y a la hora de votar esos mismos ciudadanos escogen mayoritariamente la opción contraria, resulta frustrante y decepcionante.

Esa decepción es normal, y a todos nos ha pasado (y, Dios mediante, nos seguirá pasando) muchas veces.

A partir de ello, es curioso examinar cómo algunos reaccionan públicamente ante los resultados electorales que no les favorecen, y la manera en que manifiestan su comprensible decepción.

Entre tantos ejemplos, ves gente en Twitter que revelan tal frustración que ésta no puede deberse sólo a la contrariedad electoral, sino que probablemente tiene su origen en una historia personal de contradicciones, incoherencias y necesidades vitales no satisfechas, sin siquiera el consuelo de poder echar la culpa a nadie más que a sí mismos, lo que genera sentimientos de reconocimiento de fracaso y desengaño existenciales, y resentimiento por deseos no sólo no alcanzados sino —en el fondo lo saben, aunque jamás lo reconocerán ni ante si mismos— definitivamente inabordables mediante sus propias y limitadas capacidades.

Tales sujetos reaccionarían con la misma virulencia e irracionalidad ante cualquier contrariedad de la vida, y el coyuntural fracaso de su opción política o, mejor dicho, el triunfo del contrario (que les duele más), no es sino un pretexto que les sirve de válvula de escape para apalearnos con sus frustraciones vitales a los que casualmente pasábamos por ahí.

Porque la izquierda totalitaria (valga la redundancia, diría alguno) tiene como uno de sus rasgos definitorios y demostrados a lo largo de la Historia el más absoluto y liberticida desprecio hacia quienes no siguen sus consignas, hacia quienes, en uso de su libertad, hacen lo que les parece (equivocados o no) y no se dejan conducir por aquellos que saben mejor que nadie lo que les conviene; conducir hacia un mundo feliz que acaba siendo eso, feliz para los “conductores” y bastante más jodido que antes para los “conducidos”.

Y ese insulto hacia los que no aceptan que les impongan sus ideas, lo que ellos “saben” que conviene, su totalitarismo en definitiva, es el estadio inferior y todavía “inofensivo”, porque la Historia (Stalin, Pol Pot, Castro, Kim Jong Un y otros héroes por el estilo) demuestra cuán fácilmente se pasa desde el desprecio, intelectual y social, al asesinato indiscriminado para reeducar a los “ignorantes”.

No les gusta este sistema, dicen. No te jode, cómo les va a gustar. Un sistema en el que aún, mal que bien, queda un resquicio para elegir, en el que todavía se les puede decir que no, que no queremos que seas tú quien decida lo que conviene, que queremos a otros, aunque te parezcamos ignorantes. Porque aún tenemos derecho incluso a equivocarnos, si es el caso.

 

Autor: carmenalvarezvela

Abrí este blog para hablar de España y conforme ha pasado el tiempo, algunos amigos mucho más cualificados que yo colaboran para expresar nuestra común preocupación por los males que nos aquejan como nación. Otros participan escribiendo sobre música, cine, literatura, historia ... Debería cambiar el nombre del blog, "No me resigno", como mínimo por "No nos resignamos", ya veremos. Mi amigo Emmanuel M. Alcocer me dijo una vez que el peor error es el error de perderlo todo por no haber hecho nada. Pues ahí estamos, intentando hacer algo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s