Impoluta y asimétrica España

 

La ola de regeneración selectiva que nos invade promete dejar el centro derecha como la patena. Historiales académicos transparentes, vidas privadas sin mancha y álbumes de fotos ejemplares en los que sólo luzcan instantáneas con el párroco del lugar. Entre la limpieza curricular y la posible matanza que auguran las primarias, en el Partido Popular sólo va a quedar alguna monja de clausura, que alguna habrá afiliada.

Esto es sin duda una grandísima noticia para España. Tras el orgasmo democrático de Cerolo y la vergüenza  democrática que pasó la candidata Sáenz de Santamaría ante el espectáculo del golpe de estado en directo, ahora vamos hasta el infinito y más allá. Buscamos la limpieza democrática. Y avanzamos. Mucho. Después de Cifuentes, se examina con lupa al candidato Casado y algunos esperamos con ansia un informe sobre la oposición de Rajoy a registrador de la propiedad no fuera a ser que hubiera hecho trampa. Que son capaces de todo estos populares.

Mientras tanto, la izquierda española -única autorizada para acusar y absolver corruptos- pareciera que nada desnuda entre las aguas cristalinas de una cala mallorquina. Nada que ocultar. Limpieza, pureza, transparencia, paz. Excepto lo acaecido al ministro interruptus Huerta, que tuvo que ser dimicesado por unas inoportunas declaraciones de su jefe 3 años antes, los demás viven ajenos a toda sospecha. Los imputados, en lugar de ser merecedores de linchamiento popular, han pasado a ser inminentes desimputados -figura que no conocíamos hasta ahora-; los másteres se reducen a curso de postgrado sin pena ni gloria para nuestro guapo y flamante presidente del gobierno que corre por los jardines de Moncloa con gesto atlético y despreocupada serenidad. Y así, con la llegada al poder, se van desinflando másteres, títulos y grados relajadamente, sin estrés alguno.

Ha llegado la izquierda al poder y con ella la ilusión. Hasta ha dejado de llover. España en un mes ha quedado como para entrar en vivir. Cosa de la que también se ha ocupado nuestro gobierno, por cierto. Con la llegada del Aquarius todos nos sentimos aliviados de nuestro pecado original de ser españoles, estamos limpios de la maldad que asolaba España hasta que llegó el apolíneo Sánchez. Ya lo ha dicho el insigne actor e intelectual Pepe Viyuela en una entrevista, nunca se había sentido orgulloso de ser español hasta que el Aquarius atracó en Valencia.

Pero el poder purificador de la izquierda no ha quedado ahí. Ha llegado a purificar a Bildu, pasando -cómo no- por la caja del PNV y ha convertido a los políticos presos en presos políticos. Expresión utilizada ya en RTVE, esa que pagamos todos, sí. Y el director o directora, sin despeinarse.

Con este nuevo horizonte nos hemos liberado también de los modos dictatoriales que hace pocos meses -podríamos decir semanas- apoyaban los socialistas. Al fin se va a dialogar, como si en estos últimos 40 años los gobiernos centrales no hubieran cruzado ni palabra ni competencia con los supremacistas y racistas, que han dejado de ser esas cosas horrendas por arte de birlibirloque.

El futuro viene cargado de regeneración, diálogo, consenso y asimetría. Que nadie se preocupe, que ya sea mediante reforma constitucional o aprobación de nuevos estatutos para Cataluña y Vascongadas, el estado federal asimétrico que tanto anhelan los socialistas se va a convertir en más asimétrico que nunca. Vayamos asumiendo los ciudadanos de restodeEspaña que nuestras regiones ni son históricas, ni especiales. Los bendecidos con tan alta distinción y merecedores de prebendas y favores son tan sólo aquellos que hacen la convivencia imposible a los disidentes.

 

 

 

Autor: carmenalvarezvela

Abrí este blog para hablar de España y conforme ha pasado el tiempo, algunos amigos mucho más cualificados que yo colaboran para expresar nuestra común preocupación por los males que nos aquejan como nación. Otros participan escribiendo sobre música, cine, literatura, historia ... Debería cambiar el nombre del blog, "No me resigno", como mínimo por "No nos resignamos", ya veremos. Mi amigo Emmanuel M. Alcocer me dijo una vez que el peor error es el error de perderlo todo por no haber hecho nada. Pues ahí estamos, intentando hacer algo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s