Series: ALIAS GRACE, el espectador debe juzgar. Por @opicar

Alias Grace es una mini serie que podéis encontrar en Neflix, basada en una novela de la canadiense Margaret Alwood, autora también del libro que dio origen a la serie de éxito “The Handmaid’s tale”. Alias Grace toma como punto de partida una hecho real, unos asesinatos, que interesaron a Alwood hasta el punto de noverlarlos, asesinatos que se sitúan en el Canadá del siglo XIX.

Grace es la protagonista estelar y absoluta de la historia, papel que interpreta una inquietante y al mismo tiempo maravillosa Sarah Gadon. A lo largo de todo el relato Grace nos pone constantemente y sin apenas darnos respiro ante la disyuntiva de decidir si ella es tan solo un ser desvalido e inocente o si bien al contario estamos ante una mujer fría y calculadora, nos obliga a cuestionarnos una y otra vez cual es su verdadera naturaleza.

La serie deja bien a las claras su interés en mostrarnos, sin ningún tipo de dulcificación, el aterrador mundo en que las mujeres de origen humilde debían desenvolverse en la época en que se desarrolla la acción, sometidas a maltratos y abusos de toda clase enmarcados en una realidad de desigualdades sociales asfixiantes y repugnantes.

Grace nos cuenta su trayectoria vital, para ello la serie se sirve de un uso perfecto de la propia voz en off de Grace y de la utilización del flas-back todas cuentas veces es preciso. La duda permanente va a asaltar al espectador a lo largo de todo su relato, que no dejará de realizarse preguntas del tipo, “qué hay de cierto en aquello que Grace nos cuenta”, “es Grace una narradora fiable de su propia historia”, “es una manipuladora consciente del morbo que despierta en los demás su condición de posible asesina”, morbo por otra parte que en nuestros días sigue habitando en una sociedad ávida de sucesos luctuosos impactantes.

Una vez finalizado el visionado de la serie cada espectador tendrá su propia opinión sobre Grace, y sobre su culpabilidad o inocencia, ahí radica a mi modo de ver lo interesante de Alias Grace, cada quien podrá establecer su particular veredicto según sus propias creencias, prejuicios y valores. He de decir que la serie además de ponerme en la tesitura de tener que formarme un juicio sobre quién fue en realidad Grace también me ha invitado a realizarme una pregunta nada sencilla de responder, “¿quién somos realmente todos y cada uno de nosotros?”

Seguramente somos aquello que creemos ser, la visión que tenemos de nosotros mismos, pero también somos lo que otros piensan que somos, esos otros que a buen seguro ni siquiera mantendrán una opinión homogénea sobre quienes somos, y ante todo somos el resultado de nuestras propias mentiras, mentiras que a fuerza de repetírnoslas una y otra vez a nosotros mismos las acabamos convirtiendo en nuestras verdades.

Es posible que en el fondo todos seamos Grace, y que tan solo dependa de quién nos juzgue el que seamos calificados de inocentes o culpables.

Autor: carmenalvarezvela

Abrí este blog para hablar de España y conforme ha pasado el tiempo, algunos amigos mucho más cualificados que yo colaboran para expresar nuestra común preocupación por los males que nos aquejan como nación. Otros participan escribiendo sobre música, cine, literatura, historia ... Debería cambiar el nombre del blog, "No me resigno", como mínimo por "No nos resignamos", ya veremos. Mi amigo Emmanuel M. Alcocer me dijo una vez que el peor error es el error de perderlo todo por no haber hecho nada. Pues ahí estamos, intentando hacer algo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s