El tarro de cristal de Fiodor. Por Carmen Álvarez.

 

Anda la progresía alterada y preocupada estos días por la permanente censura del Estado opresor y la libertad de expresión amenazada. La maldad de algunos construye y transmite una catastrófica confusión de ideas en la cabeza de millones de potenciales idiotas que compran la mercancía por packs. Y así se ha vendido este: presunta obra de arte censurada en ARCO por denunciar la opresión que sufren los presos políticos catalanes; un rapero -lo que sería el cantante protesta coñazo de toda la vida pero en desagradable- condenado a cárcel por sus incisivas y metafóricas letras y, cómo no, la insufrible letanía de los políticos encarcelados por defender la democracia, esto es, poner urnas aquí y allá para que el sol poble hable.

En cuanto al rapero, poco que decir. Tres delitos diferentes y probados que sumados dan una pena de cárcel de más de tres años y medio. Sin más. Para el que tenga alguna duda las letras de sus canciones están publicadas en internet. Si están un poquito sensibles léanlas en otro momento.

Respecto a los políticos encarcelados acusados de gravísimos delitos, volvemos a aclarar que están a la espera de juicio en prisión preventiva -medida cautelar que contempla la ley- para evitar su fuga o la destrucción de pruebas. Nada que decir al Tribunal Supremo, que doctores tiene la Iglesia.

Pero el doble salto mortal con pirueta consiste en equiparar dos actuaciones concretas del TS con la decisión de IFEMA de retirar la presunta obra de arte de Santi Sierra, “Presos políticos”, de la Feria ARCO. Esto es lo que ha faltado para que lo que se llama ahora el mundo de la cultura, es decir la progresía, se mese los cabellos, se rasgue las vestiduras y se coja con papel de fumar lo que  no son ni los cabellos ni las vestiduras, en todas las televisiones por la falta de democracia y el ataque a la libertad de expresión.

Sin que sirva de precedente, en el último punto coincido con el progre mundo de la cultura aunque por distintas razones. Siendo repugnante y ridícula la obra del susodicho Sierra no es justificable que la censuren porque la estupidez y la mala intención no siempre son delito, que no daríamos a basto.

Me recuerda esta anécdota -porque no es otra cosa- a lo que dijo en el año 2014 el artista ruso Fiodor Gureguin sobre su obra “Arte contemporáneo” -que fue expulsada de la feria también- que consistía en unas heces metidas dentro de un tarro de cristal, cuyo sentido explicó el autor de la siguiente manera: “Básicamente quería transmitir que el arte contemporáneo me parece una mierda. En realidad me parece una puta mierda, pero poner una puta, además de una mierda, dentro del tarro, era un poco complicado y probablemente también ilegal”.

Hago la  misma reflexión sobre la obra “Presos políticos”. Es una puta mierda y una zafia mentira, pero no es ilegal.  Yo la habría ignorado igual que al tarro de cristal de Fiodor. Por asco.

 

Autor: carmenalvarezvela

Abrí este blog para hablar de España y conforme ha pasado el tiempo, algunos amigos mucho más cualificados que yo colaboran para expresar nuestra común preocupación por los males que nos aquejan como nación. Otros participan escribiendo sobre música, cine, literatura, historia ... Debería cambiar el nombre del blog, "No me resigno", como mínimo por "No nos resignamos", ya veremos. Mi amigo Emmanuel M. Alcocer me dijo una vez que el peor error es el error de perderlo todo por no haber hecho nada. Pues ahí estamos, intentando hacer algo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s