Adoctrinamiento y símbolos nacionalistas en Navarra. Por Miguel Cornejo @MiguelCornejoSE

 

Navarra es un rincón de España con exceso de historia. Una historia que parte de la visita de Pompeyo, fundador mítico de Pamplona, y sobre la que casi nadie se pone completamente de acuerdo. Porque Navarra siempre ha sido un mosaico, antes de convertirse en reino y también después, y las piezas de ese mosaico han intentado imponer su visión a las demás. Hace poco más de setecientos años Pamplona era todavía tres “burgos” irreconciliables, entre vascones, romances y francos, capaces de usar ejércitos extranjeros para exterminarse unos a otros[1].

Navarra dejó de ser el principal reino de España cuando sus propios hermanos despeñaron a Sancho el de Peñalén. El fin de Navarra como reino independiente se debe más a las divisiones entre los navarros (entre otras cosas por religión) que a la ambición del Rey Católico. Sea por una razón o por otra, es una región que siempre ha sido “tierra de contrastes”.

Una parte de Navarra (la montaña sobre todo) conserva la lengua vasca, en varios dialectos diferentes. Una parte de Navarra, de hecho, se siente vasca. Algo que, hasta que llegó Sabino Arana, no sólo no era incompatible sino que iba completamente unido a sentirse navarro y español. Pero gracias a sus seguidores, eso está cambiando.

Disolución y sustitución

Quizá como consecuencia de su historia de mosaico conflictivo, las diferentes partes de Navarra tienen tradicionalmente mucho apego a una serie de símbolos comunes. Navarra tiene una identidad muy marcada, un sentimiento de comunidad diferente que es sorprendentemente importante para muchos navarros. En el centro de esa identidad están símbolos históricos como la bandera roja con sus cadenas y corona (usada al menos desde el Siglo XV), los Fueros o “ley vieja” (hoy compatibles con la Constitución), y algunos lugares y tradiciones.

El ataque de los nacionalistas vascos a la identidad diferenciada navarra tiene al menos dos frentes. Por un lado, debilitan las diferencias e intentan convertir “lo navarro” en una parte de “lo vasco”. Por otro, cuestionan las señas propias antiguas para romper su universalidad.

Un ejemplo claro de disolución es el juego de mapas y nombres. Desde la televisión pública vasca se ha tratado Navarra como parte de la CAV desde hace años, incluyéndola en sus mapas del tiempo, cubriendo sus fiestas, y en general transmitiendo a la audiencia que Navarra no es una entidad diferenciada. Una audiencia que ha incluído, siempre que han podido, a Navarra.

Esa actitud es consciente y oficial. Son notorias las declaraciones de la consejera vasca Tapia en Pamplona, hablando de la ciudad como “la cuarta capital vasca”[2] y reiterándose con el apoyo de la presidenta de la Comunidad Foral.

La asimilación de la historia navarra con la historia vasca es otro caballo de batalla. Si bien las provincias vascas pasaron del viejo Reyno a Castilla en 1207 (León no se unió hasta 1230), las instituciones vascas confunden deliberadamente unas cosas con otras e ignoran los siglos de evolución separada, fuera y dentro de España.

El uso de idioma vasco, vascuence o euskera, es otra herramienta en esa batalla. Los nacionalistas presentan ese idioma como parte esencial, definitoria de Navarra, cuando de hecho no lo conoce ni el 20% de la población y lo emplea a diario mucho menos. Del mismo modo que se usó el euskera batúa para integrar Alava, se pretende usar como herramienta de asimilación entre vascos y navarros, extendiendo su uso con todos los medios a su alcance (favoreciendo a los hablantes en las convocatorias de empleo público, extendiendo la “cooficialidad” del idioma a zonas donde no lo habla absolutamente nadie, financiando su aprendizaje cuando no haciéndolo imprescindible en la práctica).

Hasta en el Congreso, el PNV se arroga continuamente la representación de vascos y de navarros, y se permite negociar las condiciones de renovación de los acuerdos de financiación autonómica para ambas regiones.

Las maniobras de sustitución son igual de serias. Afectan a tradiciones tanto como a símbolos, y crecen cada año. El efecto neto es romper la universalidad de los símbolos propios de los navarros.

La más notoria es probablemente la guerra de banderas por la que los nacionalistas vascos pretenden normalizar la presencia de la “ikurriña” (inventada por Sabino Arana como símbolo del PNV y adoptada como bandera de la CAV) en edificios oficiales, junto a la de Navarra o incluso en sustitución de ésta. La Ley de Símbolos de Navarra fue derogada por el actual gobierno abertzale para facilitar estos intentos, que se repiten en Ayuntamientos con mayorías “alternativas” cada temporada de fiestas[3]. El hecho de que sigan siendo ilegales sólo supone que los Ayuntamientos acaban, además, pagando multas y costas.

Pero no es la única. Otra herramienta de la izquierda abertzale es la “reinvención” de símbolos tradicionales, apropiándose de ellos como herramienta partidista, o intentando popularizar una versión propia de la bandera de Navarra sin corona y con las cadenas del escudo en una posición muy asimilada a las cruces de la ikurriña.

Para Navarra, la figura del Príncipe de Viana es importante. Los premios que llevan su nombre vienen siendo entregados sin que se invite a la familia real desde que gobierna la presidenta Barkos, que asume las funciones de máxima autoridad, cortando así simbólicamente la relación del título y de Navarra con la familia real española.

El sistema educativo y el adoctrinamiento

La difusión en los colegios de narrativas no ajustadas a la realidad institucional o la historia viene de lejos en Navarra, y se está agravando.

La raíz es probablemente el pacto tácito entre regionalistas y nacionalistas por el que se permitió, hace ya décadas, que se establecieran “ikastolas” o colegios concertados en los que el euskera batúa es lengua vehicular, y el programa educativo está muy poco supervisado. Aunque muchos de estos centros son ejemplares, con demasiada frecuencia la selección del profesorado por afinidad cultural desemboca en posiciones nacionalistas.

La extensión de la educación en euskera a la educación pública con el “modelo D” dio lugar a cosas peores. En 2013, 1 de cada 4 profesores de este modelo en Navarra tenían alguna relación con el entorno etarra[4]. En 2017 el último intento de reflotar ETA partió de un profesor de colegio navarro[5]. Esto tiene sus consecuencias, de uno de esos colegios salió el 20 % de los etarras detenidos[6].

A día de hoy no es extraño ver carteles reivindicativos nacionalistas en centros educativos públicos navarros[7]. No es extraño que se “normalice” algo como Bildu cuando sus simpatizantes marcan la agenda educativa[8].

Sin llegar a la radicalización, el adoctrinamiento campa a sus anchas. Tanto por lo que transmiten los profesores como por lo que reflejan los libros de texto, en los que se desarrolla todo lo que hablábamos en el capítulo anterior. Se diluye la identidad navarra en la vasca, y se pretende identificar lo vasco con toda Navarra. Se falsea la historia y los mapas. Principalmente en los colegios de modelo D y las ikastolas concertadas, pero también en otros centros.

Y desde hace también muchas legislaturas, esto se sabe en el Gobierno Foral. Un gobierno que (hasta que llegó el actual) han pilotado regionalistas y socialistas desde la Transición, pero que nunca ha plantado cara al abuso educativo. Cuentan, y me lo creo por la persona que lo cuenta, que casi con cada gobierno se elabora un informe actualizado sobre el problema de adoctrinamiento escolar. Y con cada gobierno, ese informe vuelve a Educación y se guarda en el mismo cajón. Es de imaginar que el gobierno actual no lo ha encargado.

La batalla fundamental del gobierno abertzale actual es extender el uso del euskera en la administración pública y difundir el modelo educativo D. Y no es extraño. Como ilustraba @urnavarra, la crisis de los partidos tradicional y el éxito de las maniobras de asimilación han permitido a los partidos abertzales sustituir a los constitucionalistas en buena parte de la Comunidad Foral[9] . Un cambio que puede costar revertir si no se planta cara al adoctrinamiento escolar y a la auténtica “guerra cultural” de los nacionalistas vascos contra las señas de identidad y la historia de Navarra y de España. Algo que los partidos que han gobernado Navarra hasta ahora no han sabido hacer.

 

[1] (https://es.wikipedia.org/wiki/Burgos_de_Pamplona#Relaciones_entre_los_Burgos).

[2] http://www.diariodenavarra.es/ noticias/navarra/2018/01/10/indignacion-con-consejera-vasca-tapia-por-referirse-pamplonacomo-capital-vasca-570752-300.html).

[3] http://www.abc.es/san-fermin/abci-sanfermines-2017-bildu-desplazabandera-pamplona-para-colocar-quinto-mastil-vacio-chupinazo-201707061035_noticia.html).

[4] 2013/11/24/52917a5b0ab74072068b4589.html)

[5] http://navarra.elespanol.com/articulo/tribunales/sanchezagurruza-ibil-eta-profesor/20171022101748148738.html

[6] (www.navarraconfidencial.com/2013/11/28/profesor-de-dia-terrorista-de-noche/comment-page-1/)

[7] (https://www.navarraconfidencial.com/2017/11/20/galeria-el-adoctrinamiento-politico-en-loscolegios-navarros-es-innegable/ )

[8] ( http://navarra.elespanol.com/articulo/politica/upnlibro-instituto-lekaroz-aroztegia/20180114124101164941.html).

[9] ( http://www.urnavarra.org/2017/08/geografia-de-un-cambio-politicosoberanismo-y-constitucionalismo-en-navarra/)

 

Autor: carmenalvarezvela

Abrí este blog para hablar de España y conforme ha pasado el tiempo, algunos amigos mucho más cualificados que yo colaboran para expresar nuestra común preocupación por los males que nos aquejan como nación. Otros participan escribiendo sobre música, cine, literatura, historia ... Debería cambiar el nombre del blog, "No me resigno", como mínimo por "No nos resignamos", ya veremos. Mi amigo Emmanuel M. Alcocer me dijo una vez que el peor error es el error de perderlo todo por no haber hecho nada. Pues ahí estamos, intentando hacer algo.

Un comentario en “Adoctrinamiento y símbolos nacionalistas en Navarra. Por Miguel Cornejo @MiguelCornejoSE”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s