MÁS ALLÁ DEL INVIERNO de Isabel Allende. Por Juan A. González @jagonzalezrh

“Lean Más allá del invierno, léanla porque mi historia con esta novela, no es su novela”.

A veces tengo la sensación de que los Estados Unidos no son de América. Y otras veces, pienso que América no es para Estados Unidos. Qué nos ha presentado Isabel Allende con su obra Más allá del invierno, qué pretende reflejarnos a través de ese cristal empañado por un frío invernal: ¿la condición humana?
Personajes diversos y a veces dispersos, por sí mismos y por los lugares en los que se encuentran; condición social que se esconde tras las clases sociales de una sociedad que se desclasifica a sí misma; inmigración en un país que nace históricamente de emigrantes, en un continente que ha olvidado a esa América de la que se habla mucho, pero nada se dice; un cadáver y no un muerto, porque el cadáver esconde misterio y el muerto no nos cuenta historia alguna; una relación sentimental que habla de una historia de amor que no lo es, o al menos me cuesta creer; y el invierno como telón de fondo para llegar a una primavera, que en la luz sigue ocultando el frío que envuelve los acontecimientos que se relatan.

Llega a veces tan forzada la historia, que por momentos te puedes perder y te puedes caer de ella. Puede despegarte en esos momentos en los que no sabes dónde se han marchado sus personajes, porque de repente, y aunque no nos percatemos, existen personajes que parece que desean huir del propio relato, y solo, cuando llegas a esa fase que podemos llamar “un a pesar de todo pienso seguir”, se vuelve a recuperar la presencia de esos personajes gracias a la habilidad que tiene una autora de la experiencia de Isabel Allende.

Por un momento sentía que la historia era una obra de encargo. No se me lea como algo peyorativo que pueda calificar una novela como un trabajo de encargo, porque para nada es así. No hay que olvidar que no está en manos de todo el mundo la capacidad de asumir el reto de crear una historia que no te nace de las tripas. Pero si no es una novela por encargo, que no lo será, denoto muchas veces una falta de frescura en esa parte de la novela que es capaz de atraparte, porque déjenme decirles que las novelas que nacen y terminan con esa sensación de que te aleja del día a día, es la única que te convierte en personaje de su propia historia. Y en Más allá del invierno, cuesta a veces, encontrar un personaje que te eclosione por dentro, y por lo tanto, que seas parte desde el inicio hasta el final.

Lean Más allá del invierno, léanla porque mi historia con esta novela, no es su novela. Léanla, porque quizá descubran que la América de los Estados Unidos es la historia de la condición humana, de esa que está cerca de nosotros de lo que pensamos en realidad.

Autor: carmenalvarezvela

Abrí este blog para hablar de España y conforme ha pasado el tiempo, algunos amigos mucho más cualificados que yo colaboran para expresar nuestra común preocupación por los males que nos aquejan como nación. Otros participan escribiendo sobre música, cine, literatura, historia ... Debería cambiar el nombre del blog, "No me resigno", como mínimo por "No nos resignamos", ya veremos. Mi amigo Emmanuel M. Alcocer me dijo una vez que el peor error es el error de perderlo todo por no haber hecho nada. Pues ahí estamos, intentando hacer algo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s