Yo estaré. Por Antonio Jaumandreu @Ajaumandreu

Pocas cosas hay en el mundo que me gusten menos que una manifestación. Huyo de las aglomeraciones y me repelen bastante las opiniones compartidas y sin matices que es inevitable defender en una movilización colectiva. Y no me gusta “la gente”, oigan.

Pero este domingo asistiré a la manifestación de Barcelona. Iré a Cataluña expresa y únicamente con esa finalidad. ¿Por qué? Pues simplemente porque está en juego nuestro futuro como nación, pero también nuestros derechos individuales, nuestra estabilidad económica, nuestra democracia, nuestro progreso social, nuestro bienestar, nuestra pertenencia a la Unión Europea. Y hasta la paz.

Y otra cosa más está en juego: nuestros principios. Los que creemos en el imperio de la ley, en el ejercicio responsable de la función pública, en la convivencia pacífica entre los que pensamos incluso de forma diametralmente opuesta, y quienes opinamos en suma que no todo vale en política, sino que hay unos mínimos de moralidad que no deben rebasarse, todos nosotros hemos de estar el domingo en Barcelona. Muchos estaremos en persona, muchísimos creo. Y otros muchos, muchísimos más, estarán en espíritu o apoyándonos en redes y medios de comunicación.

Para los que nos quieren hurtar todo lo que he mencionado más arriba seremos unos pocos miles de fascistas, colonialistas, opresores, renegados y botiflers. Se desvivirán por encontrar entre la multitud alguna bandera que no cumpla los estándares de la legalidad democrática (olvidando que sus manifestaciones solo exhiben enseñas ajenas a la constitución y al estatuto), y buscarán afanosamente a los cien gamberros, que los habrá, que entonen cánticos guerreros propios de tiempos venturosamente superados.

Pero por mucho que pongan el foco en eso parten de una insalvable desventaja: nosotros jamás nos empujaremos por hacernos fotos junto a un terrorista. Preferimos esgrimir la constitución que garantiza nuestros derechos. No quemaremos ejemplares del estatuto de autonomía porque lo respetamos como ley en vigor que es. Gritaremos vivas a España que no serán insultos a Cataluña, porque sería insultarnos a nosotros mismos. Y honraremos nuestras banderas (tenemos dos: la española y la catalana) y la figura de nuestro Rey. No pretenderemos echar a nadie de nuestro país, aunque sí de nuestras instituciones. Y vitorearemos también a los miembros de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado que, desde el uniforme que sea, defienden nuestros derechos y protegen, como juraron hacer, el orden constitucional.

Manifestarse el domingo en Barcelona es manifestarse por España, por Cataluña y por la libertad. Yo estaré.

 

Autor: carmenalvarezvela

Abrí este blog para hablar de España y conforme ha pasado el tiempo, algunos amigos mucho más cualificados que yo colaboran para expresar nuestra común preocupación por los males que nos aquejan como nación. Otros participan escribiendo sobre música, cine, literatura, historia ... Debería cambiar el nombre del blog, "No me resigno", como mínimo por "No nos resignamos", ya veremos. Mi amigo Emmanuel M. Alcocer me dijo una vez que el peor error es el error de perderlo todo por no haber hecho nada. Pues ahí estamos, intentando hacer algo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s