El món ens mira. Por Carmen Álvarez

Lunes de resaca. Una resaca que no nos podemos cuidar porque la verdadera borrachera de garrafón del peor amenaza en cualquier momento y no podremos decir que no participamos de la fiesta. La prensa debiera haber titulado algo así como: “España en vilo ante una DUI”.

Como oyente de radio que soy, he visto a todos muy preocupados por la imagen internacional que ayer quedó de la actuación de la Policía Nacional y la Guardia Civil, y la verdad, siendo consciente de que la imagen internacional de España es importante, no estaría de más relativizar un poco lo que se opine fuera. Tengamos en cuenta que hablamos de esa prensa europea que titula que unos adolescentes israelíes han fallecido en un autobús, como si hubiera sido un caso de muerte súbita, y por otra lado subraya en negrita que el palestino -el que ha puesto la bomba- ha sido asesinado por las fuerzas israelíes. Por eso, lo que diga la prensa europea y alguna norteamericana me da bastante igual. Aún así, me he tomado la molestia de buscar los titulares para confirmar que en su mayoría no tienen ni idea de lo que hablan.

The New York Times: “Los catalanes se enfrentan a la policía por la secesión”. Mentira. La mayoría de los catalanes estaban ayer en sus casas esperando que este trago pasara de la mejor manera posible. Todos los catalanes no son separatistas ni muchísimo menos. Así que descarto este periódico porque no sabe de lo que habla.

La Repubblica: “Los catalanes votan contra la violencia”. Delirante. Ni todos los catalanes votaron, y los que lo hicieron lo que pretendían era, pasando por encima de la Constitución española y del derecho de todos los españoles a decidir el futuro de la nación, separarse unilateralmente de España. De hecho, son los que continuamente violentan y agreden de distintas formas al disidente los que tomaron parte de la pantomima. La Repubblica tampoco se ha enterado de nada.

Le Soir: “Referéndum en Cataluña: al menos 91 heridos”. Falso. No se trataba de un referéndum, sino de un acto delictivo y en cuanto al  número de heridos he oído tantas cifras que es imposible saber la verdad y el alcance de esas heridas.

Frankfurter Allgemeine: “Madrid culpa a los catalanes de la violencia”. Otra vez: los catalanes. En España se señala y actúa -menos de lo que se debiera- contra los delincuentes, no contra una región. El gobierno central, lógicamente, tiene que defender la legalidad y cuando ésta es violada ha de usar la fuerza, porque sin el elemento coercitivo la ley no existe. Estaría bien que este periódico alemán nos ofrezca una sola imagen de una carga de la policía alemana. Les aseguro que sabríamos lo que es una verdadera carga policial. Curioso.

Y así podríamos seguir un rato porque casi toda la prensa extranjera yerra. Todos hablan de “los catalanes”, de “referéndum” dando a entender que era legal, y de la violencia “injustificada” de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Entiendo que si se expresan así es porque dan por hecho que el Estado español es un Estado opresor y que los catalanes están siendo maltratados. Ante tanta estupidez e ignorancia queda decir que, si bien las imágenes de ayer fueron tristes y nadie querría que se hubieran producido, no nos debe acomplejar lo que diga la prensa extranjera. Hablamos de la prensa de países como Alemania que tiene prohibida la mera existencia de partidos separatistas. Cosa que aplaudimos, por cierto.

Nadie quería esta imagen en el exterior. En el interior tampoco. Pero los causantes de esto han sido los delincuentes sediciosos, que a esta hora están libres, y una parte de la población bien adoctrinada y fanatizada que cree que su sentimiento está por encima del bien y del mal, y que la ley es un mito. Bienvenidos a la realidad. Espero que tengan ustedes más dosis de realidad estos días en forma de suspensión de la autonomía. Y sobre todo, no olvidemos que la Policía Nacional y la Guardia Civil hicieron lo que debían haber hecho los Mozos de Escuadra, policía autonómica en virtud de una competencia cedida por el Estado español y que desobedeció flagrantemente y traicionó su juramento o promesa de defender la legalidad.

 

Autor: carmenalvarezvela

Abrí este blog para hablar de España y conforme ha pasado el tiempo, algunos amigos mucho más cualificados que yo colaboran para expresar nuestra común preocupación por los males que nos aquejan como nación. Otros participan escribiendo sobre música, cine, literatura, historia ... Debería cambiar el nombre del blog, "No me resigno", como mínimo por "No nos resignamos", ya veremos. Mi amigo Emmanuel M. Alcocer me dijo una vez que el peor error es el error de perderlo todo por no haber hecho nada. Pues ahí estamos, intentando hacer algo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s